Control de cambios frena el mercado inmobiliario argentino

viernes 8 de junio de 2012 14:09 GYT
 

Por Magdalena Morales

BUENOS AIRES (Reuters) - La trabas impuestas por el Gobierno argentino a la compra de dólares derrumbaron las operaciones en el mercado inmobiliario local y amenazan con golpear al sector clave de la construcción, añadiendo presión a una economía ya en desaceleración.

Los argentinos han estado accediendo a cuentagotas a dólares desde fines de octubre pasado, cuando una fuga de capitales que erosionó las reservas del Banco Central y llevó al Gobierno a cerrar el grifo para la venta de la divisa.

En las últimas semanas, las restricciones se endurecieron y ahora sólo los ahorristas que puedan justificar un viaje al exterior son habilitados por la oficina de impuestos para adquirir dólares.

"Las restricciones cambiarias (...) lo que hacen es paralizar totalmente al sector, no solamente inmobiliario, sino también el de la construcción privada", dijo el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Néstor Walenten.

Las transacciones en el mercado inmobiliario local se realizan en dólares, que es el refugio preferido de los argentinos contra los vaivenes de la economía local.

Los agentes de propiedades temen que, si las restricciones cambiarias persisten, la cantidad de operaciones inmobiliarias caigan este año al nivel de la crisis del 2001/2002.

En mayo se registraron en la ciudad de Buenos Aires, un barómetro de la actividad en todo el país, unas 5.600 transferencias de inmuebles, un 30 por ciento menos que en el mismo mes del 2011. En abril cayeron un 22 por ciento interanual.

"Lo que hace esto es que genera un paro en la industria de la construcción y, a partir de ahi, un impacto directo sobre el resto de la economía", dijo Fernando Navajas, economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de la avenida 9 de julio en Buenos Aires, oct 19 2011. La trabas impuestas por el Gobierno argentino a la compra de d&oacute;lares derrumbaron las operaciones en el mercado inmobiliario local y amenazan con golpear al sector clave de la construcci&oacute;n, a&ntilde;adiendo presi&oacute;n a una econom&iacute;a ya en desaceleraci&oacute;n. REUTERS/Enrique Marcarian</p>