Jueza fija fecha en 2013 para demanda EEUU contra Apple

viernes 22 de junio de 2012 23:08 GYT
 

Por Basil Katz

NUEVA YORK (Reuters) - Una jueza estadounidense estableció el viernes que el juicio por la acusación del Gobierno contra Apple y varias editoriales de conspirar para fijar los precios de los libros electrónicos se llevará a cabo en el 2013.

Tras una audiencia en una corte federal de Manhattan, la jueza de distrito Denise Cote dijo que el tribunal comenzará a escuchar el 3 de junio del 2013 el caso contra Apple y dos editoriales que están acusadas de conspirar para aumentar los precios de los libros electrónicos ("ebooks").

El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó a Apple en abril, diciendo que conspiró con cinco editoriales para aumentos los precios de los ebooks a comienzos del 2010, cuando el gigante electrónico lanzó su popular tableta iPad.

Apple argumenta que no conspiró con nadie ni manipuló los precios de los libros electrónicos en un esfuerzo por quebrar el dominio de Amazon Inc en un mercado que crece rápidamente.

La compañía dice que lo que hizo su incursión en el sector fue alimentar la demanda por los ebooks al obligar a Amazon y a rivales como Barnes & Noble Inc a competir de forma más agresiva, inclusive mejorando la tecnología de los lectores electrónicos.

Las editoriales Macmillan y Penguin Group, unidades de Verlagsgruppe Georg von Holtzbrinck GmbH y de Pearson Plc, respectivamente, también decidieron enfrentar las acusaciones y se defenderán en el juicio.

HarperCollins Publishers Inc, propiedad de News Corp, Simon & Schuster Inc, de CBS Corp, y Lagardere SCA, de Hachette Book Group, llegaron a un arreglo con el Departamento de Justicia.

Las tres editoriales también tienen previsto entregar una propuesta de un arreglo a un juez para finales del verano boreal para resolver las demandas de un grupo de estados, dijeron el viernes abogados de las firmas y los estados.

"Confío en que lograremos la firma de los 50 estados y seis territorios y comunidades" para el arreglo, dijo Gary Becker, auxiliar del Fiscal General de Connecticut.

(Reporte adicional de Jessica Dye; editado por Hernán García)