25 de julio de 2012 / 17:08 / en 5 años

Telefónica anula dividendo, baja sueldos por crisis

<p>Foto de archivo de la operadora de telecomunicaciones espa&ntilde;ola Telef&oacute;nica en Madrid, jul 29 2010. Telef&oacute;nica dijo el mi&eacute;rcoles que suspendi&oacute; sus dividendos del 2012 y que recortar&aacute; el sueldo de sus consejeros y directivos con el objetivo de reforzar su balance financiero en un marco de fuerte crisis en los mercados. REUTERS/Susana Vera</p>

MADRID (Reuters) - La operadora de telecomunicaciones española Telefónica reportó el miércoles una caída mayor a la esperada en sus ganancias, suspendió sus dividendos del 2012, redujo el del 2013 y anunció que recortará el sueldo de sus consejeros y directivos en medio de una fuerte crisis en sus mercados.

La sorpresiva medida es una demostración del impacto de la crisis económica que atraviesa España y la percepción de riesgo país, que ha cerrado virtualmente los mercados de financiación y está obligando a algunas de las grandes empresas nacionales a revisar su estrategia para hacer caja ante eventuales dificultades de acceso a recursos.

Telefónica dijo que no pagará dividendos en el 2012 y redujo en un 50 por ciento sus devoluciones a sus accionistas para el año próximo, lo que le permitirá cubrir los vencimientos de deuda hasta finales de 2013 y acelerar la reducción de sus obligaciones.

Además, la firma reducirá los sueldos de los miembros del consejo de administración en un 20 por ciento y los de sus directivos en un 30 por ciento.

“Esta decisión excepcional neutralizará a la compañía frente a las condiciones de liquidez de los mercados”, dijo en un comunicado el presidente César Alierta, que aludió a la situación de los mercados en términos dramáticos.

“Como muestra de la determinación de la Compañía de mitigar contundentemente posibles riesgos financieros que se están agravando por factores exógenos sin precedentes”, explica Alierta en un comunicado.

Paul Marsch, analista de Berenberg Bank en Londres, valoró positivamente estas medidas, que calificó de “sensatas” porque permitirán al grupo tener más control sobre la situación.

“Parece una decisión sensata y de alguna forma tenían que tomarla porque hay factores fuera de su control (...) Los mercados de crédito estaban dictando las acciones de Telefónica en detrimento de sus accionistas”, dijo el especialista.

Telefónica dijo que su utilidad neta cayó en el primer semestre un 34,4 por ciento interanual a 2.075 millones de euros (2.500 millones de dólares), más que el descenso del 32,8 por ciento que esperaban los analistas.

El resultado refleja una fuerte caída de los ingresos en España y el incremento de la competencia en algunos de sus bastiones en Latinoamérica.

El grupo cerró junio con una deuda financiera de 58.310 millones de euros, equivalente a 2,65 veces su resultado operativo antes de intereses y amortizaciones (OIBDA). El coste efectivo de la misma se incrementó al 5,82 por ciento frente al 5,22 por ciento de diciembre.

Pese al rescate bancario y a las duras medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno, la crisis en España se ha recrudecido en la última semana, con la prima de riesgo en máximos históricos, los mercados de deuda virtualmente cerrados, la bolsa en niveles del 2003 y el Estado al borde de perder la calificación de grado de inversión.

Otro de los grandes grupos empresariales españoles, Repsol también ha tomado medidas para reforzar su balance financiero tras reconocer que busca vender los negocios de gas natural licuado que posee fuera de España y firmar un crédito sindicado de 1.000 millones de euros ofreciendo acciones de su participada Gas Natural como garantía.

La petrolera, como Telefónica, un habitual en lo mercados primarios de deuda internacionales, justifica estas decisiones en la prioridad de mantener un calificación de grado de inversión.

Arrastradas por las sucesivas rebajas en la calificación de crédito, Telefónica está a dos escalones del “bono basura” o consideración de inversión especulativa y Repsol a un paso.

La operadora, que tenía previsto abonar este año 1,5 euros por acción, suspendió el importe aún pendiente de este pago y redujo a 0,75 euros por título la derrama prevista para 2013.

Entre los accionistas institucionales afectados por la decisión figuran BBVA, con una participación declarada próxima al 7 por ciento y el grupo Caixabank, que ostenta un 5,4 por ciento.

AMERICA LATINA SOSTIENE INGRESOS

En una nota de prensa, la operadora dijo que sus ingresos crecieron un 0,3 por ciento, a 30.980 millones de euros, respaldados por su negocio en Latinoamérica, mientras el OIBDA bajó un 7,7 por ciento, a 10.431 millones de euros.

El margen sobre ventas se redujo al 33,7 por ciento desde el 36,6 por ciento de la primera mitad del año pasado.

Los analistas consultados por Reuters habían esperado de media unos ingresos planos y un descenso del 8,3 por ciento del

OIBDA.

Telefónica dijo que los resultados del primer semestre están en línea con los objetivos financieros y operativos establecidos para 2012.

La firma reiteró sus objetivos para el año, con la excepción de los ingresos, para los que espera un crecimiento máximo a tipos de cambio constante de entre el cero y el 1 por ciento, desde una proyección anterior de más del 1 por ciento.

La operadora dijo en febrero que prevé para 2012 una nueva erosión del margen OIBDA, aunque de forma más moderada, al 36,1 por ciento y que espera un ratio deuda/OIBDA por debajo de 2,35 veces frente al 2,46 registrado en 2011.

Información de Jose Elías Rodríguez y Robert Hetz; editado por Borja González Andrés/Carlos Ruano/Juan Lagorio

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below