Japonesas Fujitsu, NEC, Docomo crean firma de chips para móviles

miércoles 1 de agosto de 2012 11:47 GYT
 

TOKIO (Reuters) - Fujitsu, NTT Docomo y NEC lanzaron el miércoles una nueva compañía que fabricará chips para teléfonos avanzados, en momentos en que las firmas japonesas tratan de reducir su dependencia de los chips de memoria fabricados en el extranjero.

La alianza enfrenta a las firmas japonesas con Qualcomm, el mayor fabricante mundial de chips para móviles y principal proveedor de microchips clave usados en teléfonos avanzados y tabletas, dispositivos cuyas ventas crecen rápidamente.

Fujitsu posee un 52,8 por ciento de Access Network Technology, que con anterioridad había previsto establecer el negocio por su cuenta.

NTT Docomo y NEC adquirirán un 19,9 por ciento y un 17,8 por ciento de la compañía, respectivamente, mientras que Fujitsu Semiconductor será dueña del restante 9,5 por ciento, dijeron las firmas.

La alianza desarrollará chips que controlan comunicaciones inalámbricas y señales, al tiempo que externalizará la producción, dijeron las firmas.

Access Network Technology pretenderá quedarse con el 7 por ciento del mercado mundial de chips para móviles hacia el 2014, según Fujitsu.

La nueva compañía investigará productos para redes de alta velocidad Long-Term Evolution (LTE) y para la tecnología de redes de próxima generación.

Junto con Panasonic, las tres compañías que forman Access Network Technology anunciaron una alianza el año pasado con la surcoreana Samsung Electronics para fabricar sus propios chips para móviles.

(Reportes de Mari Saito y Maki Shiraki. Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)

 
<p>Imagen de archivo del logo de la firma Fujitsu durante un evento destinado a la industria manufacturera en Tokio, jun 20 2012. Fujitsu, NTT Docomo y NEC lanzaron el mi&eacute;rcoles una nueva compa&ntilde;&iacute;a que fabricar&aacute; chips para tel&eacute;fonos avanzados, en momentos en que las firmas japonesas tratan de reducir su dependencia de los chips de memoria fabricados en el extranjero. REUTERS/Yuriko Nakao</p>