KPN suspende venta de unidad belga BASE

miércoles 15 de agosto de 2012 12:22 GYT
 

Por Gilbert Kreijger y Leila Abboud

AMSTERDAM (Reuters) - El operador de telecomunicaciones holandés KPN suspendió la venta de su negocio de telefonía móvil en Bélgica, que esperaba reuniría hasta 1.800 millones de euros (2.100 millones de dólares), debido a que las ofertas que recibió fueron demasiado bajas.

El fracaso de la oferta, que recibió cinco propuestas no vinculantes de grupos de capital privado, un operador de cable belga y un grupo de medios de comunicación, significa que KPN se enfrenta a decisiones difíciles sobre cómo reducir la deuda y encontrar dinero en efectivo necesario para la inversión en la red en su mercado doméstico.

KPN descartó problemas de derechos y más recortes en sus dividendos tras una fuerte reducción el mes pasado, dijo a Reuters un portavoz de la firma. Sus acciones caían un 1,4 por ciento el miércoles.

Cuando la firma América Móvil del magnate mexicano Carlos Slim se convirtió en el mayor accionista de KPN en junio, indicó su preferencia para que el operador holandés conservara sus operaciones en Alemania y Bélgica.

No estaba inmediatamente claro si la voluntad de América Móvil influyó en detener la venta de BASE, el más pequeño de los tres principales operadores de Bélgica detrás de Belgacom y Mobistar.

Pero la inversión en KPN y la compra del 23 por ciento de Telekom Austria en junio muestra cómo Carlos Slim, quien se convirtió en el hombre más rico del mundo a través de su imperio latinoamericano de telecomunicaciones, está haciendo una gran apuesta en Europa a pesar de la crisis de deuda y la complicada situación económica que atraviesa la región.

La venta de BASE tenía la intención de dar a KPN tiempo para reducir su deuda intentando revivir sus negocios en Holanda.

Fuentes dijeron a Reuters durante el proceso de venta que hubo una brecha entre lo que ofrecían los interesados y las expectativas de precio de KPN. La firma buscaba ganancias entre 5,8 y 6 veces más antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, lo que implicaba un precio de aproximadamente 1.600 o 1.700 millones de euros.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de las oficinas donde est&aacute;n las bases de datos del operador de telecomunicaciones holand&eacute;s KPN en Haarlem, Holanda, mayo 31 2012. El operador de telecomunicaciones holand&eacute;s KPN suspendi&oacute; la venta de su negocio de telefon&iacute;a m&oacute;vil en B&eacute;lgica, que esperaba reunir&iacute;a hasta 1.800 millones de euros (2.100 millones de d&oacute;lares), debido a que las ofertas que recibi&oacute; fueron demasiado bajas. REUTERS/Paul Vreeker/United Photos</p>