27 de agosto de 2012 / 17:27 / hace 5 años

Dispositivos contra hipertensión impactan a cardiólogos europeos

6 MIN. DE LECTURA

Por Ben Hirschler

MUNICH (Reuters) - Los europeos que padecen presión arterial elevada difícil de tratar a pesar del consumo de múltiples píldoras ahora cuentan con una nueva alternativa: dispositivos que insensibilizan los nervios renales. Y los médicos están impresionados con su eficacia.

Estados Unidos aún debe aprobar esta tecnología, conocida como denervación renal, pero muchos productos ya están disponibles en Europa y el lunes investigadores informaron resultados alentadores de una serie de estudios en los que se evaluó a algunos de estos dispositivos en la práctica.

Equipos de Alemania, Francia y República Checa dijeron durante el encuentro anual de la Sociedad Europea de Cardiología que el nuevo procedimiento ofrece beneficios a una serie de pacientes y parece "rejuvenecer" eficazmente los vasos sanguíneos envejecidos.

"Esto sugiere que la denervación renal podría ser una fuente de juventud para los vasos sanguíneos en los pacientes con hipertensión resistente a la terapia", dijo Klaas Franzen, del Hospital Universitario de Schleswig-Holstein.

Millones de personas padecen hipertensión resistente a la terapia farmacológica, lo que los pone en riesgo de sufrir ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares (ACV).

Esto ha alentado a varias compañías de tecnología médica a invertir en tratamientos para la presión arterial elevada basados en dispositivos, que los analistas de la industria creen que desarrollarán un mercado multimillonario.

La correduría Jefferies ha estimado que las ventas anuales podrían alcanzar los 2.800 millones de dólares en el 2020.

Entre los fabricantes que ya recibieron la aprobación de venta de dispositivos para tratar la hipertensión se encuentran Medtronic, Covidien, St Jude Medical, ReCor Medical y Vessix Vascular.

Los nuevos dispositivos funcionan creando pequeñas cicatrices en los nervios de los riñones, órganos que juegan un papel central en la regulación de la presión sanguínea al enviar señales al cerebro que pueden hacer que los vasos se estrechen.

El proceso de formación de cicatrices es llevado a cabo mediante la inserción de un catéter a través de la ingle hacia las arterias renales. Allí se insensibilizan los nervios, con lo que disminuye la presión arterial. Hasta el momento, no parece haber ningún efecto colateral preocupante a largo plazo.

Cardiólogos reunidos en Múnich dijeron que la técnica tenía el potencial de cambiar el control de la presión arterial y que podría en el futuro ofrecerse a un amplio rango de pacientes, no sólo a aquellos con la hipertensión más obstinada.

"Es posiblemente una revolución", dijo el doctor Gordon Tomaselli, cardiólogo de Johns Hopkins y presidente de la Asociación Estadounidense del Corazón.

"Ahora es para la hipertensión resistente. Pero creo que en cinco años, si los estudios siguen mostrando beneficios, avanzará para (tratar) la hipertensión menos resistente (...) Todas las formas de hipertensión teóricamente podrían ser tratadas de esta forma", agregó Tomaselli.

El doctor Michael Boehm, del Hospital Universitario de Saarland, en Alemania, indicó que alrededor de 12.000 pacientes habían sido tratados ahora en Europa, la mayoría de ellos en Alemania, aunque el procedimiento es costoso: cada catéter cuesta aproximadamente 3.750 euros (4.700 dólares).

No está claro si algunos catéteres están siendo reesterilizados para su uso en más de un paciente, añadió Boehm.

REDUCCIÓN DEL ENDURECIMIENTO ARTERIAL

El estudio de Franzen en Schleswig-Holstein, Alemania, observó la denervación renal en 21 pacientes y halló que no sólo reducía la presión sanguínea sino que además disminuía el endurecimiento arterial.

De hecho, el equipo de Franzen concluyó que la mejora con respecto al endurecimiento de las arterias era equivalente a un rejuvenecimiento arterial de 10 años.

El endurecimiento de las paredes arteriales está asociado con un incremento del riesgo de ataques cardíacos y ACV.

Por su parte, un estudio checo sobre 26 pacientes reveló que la nueva técnica mejoraba más de un 10 por ciento la capacidad del lado izquierdo del corazón de contraerse en los pacientes con insuficiencia cardíaca.

Un segundo estudio alemán, que incluyó a 173 personas, reveló que la denervación renal reducía las tasas de depresión y mejoraba los patrones de sueño de los pacientes, mientras que un ensayo francés con 35 participantes halló que la técnica funcionaba bien en la práctica diaria.

Como el procedimiento es invasivo, puede haber complicaciones como hematomas o acumulación de coágulos sanguíneos bajo la piel, pero el doctor David Holmes de la Facultad de Medicina de la Clínica Mayo en Estados Unidos dijo que los riesgos generales parecen bajos.

(1 dólar = 0,7989 euros)

Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below