La crisis de diseño de Samsung, un impulso y una desventaja

lunes 3 de septiembre de 2012 07:36 GYT
 

Por Miyoung Kim

SEUL (Reuters) - En su libro de 1997, el presidente de Samsung, Lee Kun-hee, escribió que una compañía exitosa necesita "un agudo sentido de crisis", de modo que siempre mire hacia adelante, incluso cuando todo vaya bien, y dijo que tiene que ser capaz de responder a los cambios.

La creencia establece que ha guiado a Samsung Electronics a convertirse en la mayor empresa tecnológica del mundo por ingresos -vende más televisiones, teléfonos avanzados y chips de memoria que ninguna otra- y hace que el grupo sea un caso de estudio obligado para una corriente de empresas chinas que buscan explotar los secretos del éxito surcoreano.

Pero, tras un revés judicial por una demanda por la copia de patentes en Estados Unidos el pasado mes, se culpa a la estructura de dirección y al proceso de toma de decisiones de sofocar la creatividad.

Lo que ha sido bueno para tener las cosas hechas más rápido, como tomar decisiones audaces sobre grandes inversiones en chips y pantallas, podría no encajar demasiado bien en una empresa que necesita cambiar y dejar de ser un "seguidor rápido" que copia rápidamente los productos del resto a ser innovador.

Dentro de Samsung, donde algunos de sus diseñadores se sienten ignorados y minados, no faltan voces que piden un cambio de rumbo.

La "crisis constante" ha funcionado bien, ayudando a Samsung a superar a algunas marcas de tecnología japonesa como Sony, Sharp y Panasonic en chips, televisiones y pantallas, finalizando con la supremacía de más de una década de Nokia en teléfonos y superando a Apple en dispositivos avanzados.

Pero lo ha hecho golpeando su reputación ya que Samsung fabrica productos de imitación.

Samsung fue multada en 1.000 millones de dólares en Estados Unidos luego de que un jurado dijera que había copiado características fundamentales del iPhone de Apple.   Continuación...