RESUMEN-Inversores ven obstáculos y riesgos en fusión BAE-EADS

jueves 13 de septiembre de 2012 11:28 GYT
 

Por James Regan y Gernot Heller

PARIS/BERLIN (Reuters) - Las acciones de EADS y de la firma británica BAE Systems caían el jueves debido a que los inversores temen que los planes para fusionar las empresas y crear el grupo de defensa y aeroespacial más grande del mundo puedan encontrar obstáculos políticos y regulatorios.

Si las negociaciones reveladas tarde el miércoles culminan en un acuerdo, los accionistas de BAE tendrían el 40 por ciento y los inversores de EADS el 60 por ciento en un gigante con productos que van desde los aviones comerciales Airbus hasta las naves de guerra Typhoon y los submarinos nucleares Astute.

La combinación más importante en el sector aeroespacial y de defensa de Europa en una década resalta la presión que sufren las empresas del sector por compensar el impacto de la reducción de los presupuestos militares y los menores ingresos del sector comercial.

Pero el acuerdo necesita el apoyo de Alemania y Francia para desarmar un pacto de accionistas en EADS y, a la vez, el nuevo grupo debe ganarse la confianza necesaria para lidiar con clientes preocupados por la seguridad que van del Pentágono al Golfo Pérsico.

Ante la cautela los políticos europeos sobre el posible impacto en el empleo -en especial en Francia, que ya sufre el desempleo más alto en 13 años-, el presidente de la unidad Airbus, de EADS, buscó dar seguridad al personal de que el acuerdo estaba diseñado para fortalecer la compañía.

"Una combinación así fortalecería a EADS y BAE Systems, haciendo a Airbus parte de una empresa más sólida en general", dijo Fabrice Bregier en una carta a los empleados y agregó que el acuerdo no afectaría a Airbus, los planes de sus productos, la producción o estrategias futuras.

A las 1445 GMT del jueves, las acciones de EADS caían más de un 9 por ciento a 25,31 euros, mientras que los títulos de BAE mostraban un retroceso del 7,2 por ciento a 337,4 peniques.

La agencia Fitch dijo que la fusión tenía un "sentido industrial lógico", pero señaló que implicaría "un largo y arduo proceso" y requeriría la aprobación de reguladores en Francia, Alemania, Estados Unidos, Gran Bretaña y Arabia Saudita.   Continuación...