Nasdaq logra acuerdo con Amazon para reducir costos de clientes

martes 25 de septiembre de 2012 16:24 GYT
 

Por Luke Jeffs

LONDRES (Reuters) - Nasdaq OMX lanzó el martes una plataforma virtual de almacenamiento de datos, conocido como nube, construida por Amazon Web Services (AWS) que, según dijo, permitiría a sus clientes reducir el costo de almacenar datos financieros.

El sistema, llamado FinQloud, es una respuesta a las crecientes demandas de reguladores para que las compañías ofrezcan datos más específicos sobre sus actividades comerciales.

Autoridades en Estados Unidos y Europa quieren que los bancos y corredurías les provean información más detallada de sus operaciones diarias para ayudar a las autoridades a detectar patrones comerciales riesgosos o ilícitos.

Los mayores bancos y corredurías del mundo han utilizado históricamente sistemas internos especializados para almacenar datos, al citar preocupaciones en la seguridad en las plataformas externas.

Nasdaq y AWS, que se asociaron para ofrecer el sistema a los clientes del operador bursátil, dijeron que la computación en nube ofrece una ruta más asequible para el cumplimiento de las regulaciones.

AWS dijo que todas las conexiones a FinQloud atravesarían por un riguroso sistema de codificación para que la plataforma cumpla los estrictos requerimientos de seguridad de los reguladores.

"Almacenar y recuperar datos puede hacerse rápido, fácil y asequible (con FinQloud)", dijo Andy Jassy, vicepresidente senior de AWS.

Los bancos de inversión están buscando compartir servicios administrativos para contrarrestar las presiones por los reducidos ingresos y los crecientes costos para cumplir con las regulaciones.

 
<p>Foto de archivo de un grupo de personas a las afueras del mercado Nasdaq en Nueva York, jul 23 2012. Nasdaq OMX lanz&oacute; el martes una plataforma virtual de almacenamiento de datos, conocido como nube, construida por Amazon Web Services (AWS) que, seg&uacute;n dijo, permitir&iacute;a a sus clientes reducir el costo de almacenar datos financieros. REUTERS/Brendan McDermid</p>