Ciberespacio, nuevo campo de batalla iraní contra enemigos

miércoles 24 de octubre de 2012 13:32 GYT
 

Por Peter Apps

(Reuters) - Dos años después de que el gusano informático Stuxnet atacara su programa nuclear, Irán está recurriendo cada vez más a la ciberguerra en una creciente pero discreta confrontación con sus enemigos.

Aunque la amenaza inmediata de un ataque militar israelí sobre sus instalaciones nucleares se ha calmado por ahora, las autoridades iraníes están presionadas por duras sanciones, una moneda que se derrumba, y un descontento popular en ascenso.

Y dado que todos los bandos parecen interesados en evitar un conflicto abierto, los ataques informáticos que uno puede negar después ofrecen una de las formas más sencillas de combatir sin arriesgar demasiado.

Los expertos señalan que es casi imposible obtener una prueba definitiva del autor responsable de un ataque virtual. Pero funcionarios de gobierno y firmas de seguridad señalan que sí hay indicios que vinculan a Irán con una oleada de ataques registrados en el último año.

Entre los más serios destacan los ataques de denegación de servicio que hicieron colapsar las páginas web de varios bancos estadounidenses, como Citigroup y Bank of America, así como una operación contra la petrolera saudita Aramco que destruyó unas 30.000 computadoras.

Lo que muestran los incidentes, según expertos con conocimiento de información de inteligencia del Gobierno estadounidense, es que Irán está subiendo la apuesta con rapidez, aunque su capacidad sigue estando muy por detrás de la de Estados Unidos, Israel, Reino Unido, o potencias como China y Rusia.

Los ataques, señalan, han ganado tanto en sofisticación como en intensidad.

"Ningún bando quiere una guerra, en especial por los costos económicos. Así que esto es lo que hacen en su lugar", señaló James Lewis, ex miembro del servicio diplomático estadounidense y ahora especialista en ciberespacio en el Centro de Estudios Estrátegicos e Internacionales.   Continuación...