Yahoo compra empresa de software para móviles Stamped

jueves 25 de octubre de 2012 15:38 GYT
 

Por Alexei Oreskovic

SAN FRANCISCO (Reuters) - Yahoo dijo el jueves que ha comprado una pequeña empresa de software para móviles en Nueva York, en uno de los primeros pasos de su nueva presidenta ejecutiva, Marissa Mayer, para remodelar la compañía pionera de Internet adquiriendo productos y tecnología externos.

Yahoo compró Stamped, que ofrece un programa que permite a los usuarios compartir sus restaurantes y música preferidos desde sus teléfonos inteligentes. Los detalles financieros no se hicieron públicos.

En un blog en la página de Stamped, los cofundadores de la compañía escribieron que Yahoo sacará del mercado el producto Stamped a final de año, y que el equipo trabajará en algo "grande, móvil y nuevo".

"Como un equipo formado en su mayoría por ex empleados de Google, todos hemos trabajado con Marissa y somos grandes seguidores suyos. Así que cuando surgió una oportunidad de formar parte del equipo en Yahoo!, la aprovechamos", indicó el texto, junto a una foto de los tres cofundadores junto a Mayer.

Mayer, ex directiva de Google, asumió el cargo de presidenta ejecutiva de Yahoo en julio, sumándose a una serie de directivos que han intentado renovar la compañía.

El lunes, durante la conferencia telefónica de resultados trimestrales de la compañía, que era su primera aparición pública desde que tomó el mando, Mayer dijo que su prioridad es crear una estrategia móvil coherente para Yahoo.

La compañía señaló que el equipo de Stamped consta de nueve empleados.

Las acciones de Yahoo subían en las operaciones de la tarde.

 
<p>Foto de archivo de la presidenta ejecutiva de Yahoo, Marissa Mayer, durante un evento en San Francisco, EEUU, sep 12 2012. Yahoo dijo el jueves que ha comprado una peque&ntilde;a empresa de software para m&oacute;viles en Nueva York, en uno de los primeros pasos de su nueva presidenta ejecutiva, Marissa Mayer, para remodelar la compa&ntilde;&iacute;a pionera de Internet adquiriendo productos y tecnolog&iacute;a externos. REUTERS/Stephen Lam</p>