Netflix adopta "píldora venenosa" tras compra acciones de Icahn

lunes 5 de noviembre de 2012 12:41 GYT
 

Por Lisa Richwine

(Reuters) - Netflix Inc anunció el lunes que ha adoptado la estrategia de defensa de la "píldora venenosa" frente a una adquisición hostil, días después de que el activista inversor Carl Icahn revelara que tiene una participación en la empresa de alquiler de videos.

Las acciones de Netflix caían un 0,13 por ciento a 76,80 dólares a las 1620 GMT del lunes en el Nasdaq.

El plan tiene como objetivo impedir que un inversor externo no aprobado por la junta directiva de Netflix pueda acumular una participación del 10 por ciento o más, informó la compañía en un comunicado. La directiva aprobó la disposición el viernes y la iniciativa tiene una vigencia de tres años.

El miércoles, Icahn reveló que había acumulado una participación accionaria del 10 por ciento en Netflix, pero la mayoría de sus adquisiciones se produjeron bajo la forma de opciones de compra.

El multimillonario, que es conocido por remecer a las administraciones de las firmas en las que ingresa, dijo que consideró a Netflix como una opción atractiva de compra para varias compañías.

La defensa de la píldora venenosa "busca proteger a Netflix y sus accionistas de los esfuerzos por obtener el control de la empresa que el directorio determine que no son la mejor opción para Netflix y sus titulares acciones", dijo la empresa en un comunicado.

El plan no apunta a interferir con ninguna fusión, licitación u oferta de intercambio, ni otras combinaciones de negocios aprobadas por la directiva, añadió la compañía.

Icahn no estaba inmediatamente disponible para hacer comentarios el lunes.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de la casa matriz de Netflix en Los Gatos, EEUU, sep 20 2011. Netflix Inc anunci&oacute; el lunes que ha adoptado la estrategia de defensa de la "p&iacute;ldora venenosa" frente a una adquisici&oacute;n hostil, d&iacute;as despu&eacute;s de que el activista inversor Carl Icahn revelara que tiene una participaci&oacute;n en la empresa de alquiler de videos. REUTERS/Robert Galbraith</p>