Ericsson demanda a Samsung por violar sus patentes

martes 27 de noviembre de 2012 11:04 GYT
 

ESTOCOLMO (Reuters) - Ericsson, el principal fabricante del mundo de equipos de red para telecomunicaciones, dijo el martes que había presentado una demanda en Estados Unidos contra Samsung Electronics por violar sus patentes.

La firma sueca dijo en un comunicado que había presentado la demanda después de que Samsung no renovó una licencia para utilizar tecnología sin especificar en los mismos términos -conocidos como Términos Justos, Razonables y No Discriminatorios (FRAND)- que sus rivales habían aceptado previamente.

"Ericsson ha intentado con esfuerzo y durante mucho tiempo llegar a un acuerdo amigable con Samsung y firmar un contrato de licencia en términos FRAND. Recurrimos al litigio como última medida" dijo el martes Kasim Alfalahi, presidente de propiedad intelectual de Ericsson, en una declaración.

Alfalahi señaló que Ericsson tiene más de 30.000 patentes y más de 100 contratos de licencia con participantes de peso en la industria.

Un alza en las ventas de teléfonos inteligentes y computadoras tablet ha impulsado un cambio en el tráfico de las redes de telecomunicaciones desde principalmente llamadas de voz a video y música, que usan más capacidad.

Sin embargo, pese al alza el tráfico de datos -las suscripciones sólo de telefonía avanzada subirían a 3.300 millones para 2018 según cifras de Ericsson- las firmas operadoras tiene dificultades para lograr que los clientes paguen mucho más, lo que limita sus ganancias.

Ericsson a sufrido una fuerte caída en las ventas de su unidad de redes -que bajaron 17 por ciento en el tercer trimestre- por lo que está recurriendo cada vez más a la justicia para mantener sus ingresos por licencias.

La tendencia es parte de más amplia en la que los principales protagonistas en tecnología están protegiendo su propiedad intelectual con ferocidad durante un auge de ventas de tabletas y teléfonos inteligentes.

Un juicio de Apple en relación a patentes resultó en agosto en un veredicto del jurado por 1.050 millones de dólares contra Samsung, la principal fabricante mundial de teléfonos celulares y televisores.   Continuación...