Petróleo de esquisto de EEUU no inundará el mercado global: EOG

miércoles 28 de noviembre de 2012 15:35 GYT
 

(Reuters) - El petróleo crudo extraído de las formaciones de esquisto de Estados Unidos no va a inundar el mercado global porque solo Eagle Ford y Bakken están mostrando un crecimiento significativo, dijo el miércoles el presidente ejecutivo de EOG Resources Inc, Mark Papa.

Del 2011 al 2015, EOG espera que la producción de petróleo estadounidense crezca solo en 2 millones de barriles por día a un total de 7,7 millones, ayudada principalmente por una mayor producción de las formaciones Eagle Ford, en Texas del Sur, y Bakken, en Dakota del Norte, declaró Papa en la Conferencia Global de Energía Jefferies, en Houston.

Eagle y Bakken constituyeron más del 80 por ciento del petróleo estadounidense extraído del esquisto y otras formaciones rocosas entre 2005 y 2012, mientras que otras cuencas como Woodford y Mississippian han producido poco crudo, indicó Papa, citando datos de la consultora IHS.

"Piensen cuántas compañías dicen que el futuro de su crecimiento petrolero es esa clase de hidrocarburo", dijo el ejecutivo. "Sobre una base nacional, son insignificantes. Hay mucho de relaciones públicas, eso es lo que es".

La producción de petróleo de la formación de esquisto de Utica, en Ohio, será insignificante en el largo plazo, señaló.

EOG es un importante operador tanto en Eagle Ford como en Bakken. En el tercer trimestre, la empresa dijo que esperaba que su producción de petróleo crudo creciera un 40 por ciento este año.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) dijo este mes que la producción petrolera de Estados Unidos podía alcanzar la de Arabia Saudita y Rusia para el 2017, lo que generó expectativas de autosuficiencia para el país que más petróleo consume en el planeta.

La AIE dijo que proyectaba un aumento de la producción petrolera estadounidense a 10 millones de barriles por día (bpd) para el 2015 y de 11,1 millones de bpd en el 2020, antes de caer a 9,2 millones de bpd para el 2035.

(Repore de Anna Driver. Editado en español por Damián Pérez)