Minoristas llevan batalla tecnológica por compradores a otro nivel

jueves 17 de enero de 2013 14:25 GYT
 

Por Phil Wahba y Jessica Wohl

NUEVA YORK, EEUU (Reuters) - La tienda del futuro ha llegado, y amenaza con dejar atrás a los que no adoptan las nuevas tendencias que dictan los avances tecnológicos.

La tienda moderna está equipada con cámaras que te miran y adivinan tus gustos basándose en tu género, edad y comportamiento, y te manda ofertas a tu "smartphone". También tiene la tecnología para reducir las colas en la caja y acelerar el proceso de recoger los pedidos hechos en internet.

La pantalla que envía ofertas, hecha por Intel y utilizada por Sears Holdings entre otros, fue uno de los ejemplos de tecnología de punta mostrada en la conferencia de la Federación Nacional de Minoristas (NRF, por sus siglas en inglés) celebrada esta semana en Nueva York.

El encuentro sirvió para mostrar las innovaciones que los minoristas están desarrollando en la batalla por atraer compradores.

La nueva tecnología puede ayudar a los minoristas a conocer mejor los hábitos y preferencias de los consumidores, y a integrar más las tiendas físicas y el comercio electrónico para aprovechar al máximo el boom de las ventas en internet.

"Se trata de anticipar lo que quiere el consumidor", dijo en la convención Don Kingsborough, ejecutivo que lidera el desembarco en las tiendas físicas del procesador de pagos online PayPal, de EBay.

Para tener éxito, la tecnología tiene que reducir la brecha entre cómo compra la gente en internet, en las tiendas, y en sus dispositivos móviles, puesto que cada vez más gente hace las tres cosas a la vez, agregó el ejecutivo.

Wall Street considera el éxito en esta área un factor decisivo para ver quién triunfará en el acotado ámbito minorista.   Continuación...

 
Foto de archivo de una serie de smartphones 4g en una tienda de la cadena SmarTone en Hong Kong, oct 24 2012. La tienda del futuro ha llegado, y amenaza con dejar atrás a los que no adoptan las nuevas tendencias que dictan los avances tecnológicos. REUTERS/Bobby Yip