Apple arriesga mucho si caso de los "e-book" llega a juicio en EEUU

miércoles 13 de febrero de 2013 13:43 GYT
 

Por Andrew Longstreth

NUEVA YORK (Reuters) - Apple se ha quedado como el único demandado en el caso de los libros electrónicos presentado por el Gobierno estadounidense, lo que la deja ante un juicio de alto riesgo que podría incrementar significativamente su responsabilidad en casos relacionados.

Apple afronta el juicio que comenzará en Manhattan el 3 de junio por las acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos de que conspiró con cinco editoriales para subir el precio de los libros electrónicos y para luchar contra el dominio de Amazon.com.

El viernes, Macmillan se convirtió en la quinta y última editorial en llegar a un acuerdo con el Gobierno. El Departamento de Justicia sostiene que Apple llegó a acuerdos con cada una de las editoriales con los que asegurar que los precios de los libros electrónicos en su tienda iBookstore y en otros minoristas fueran más altos que los ofrecidos por Amazon.com.

El Gobierno no pide una compensación monetaria sino un decreto judicial que señale que Apple violó la legislación antimonopolio, según documentos judiciales.

Entre otras cosas, los abogados del Gobierno quieren que el juez emita una orden que prohíba a Apple llevar a cabo cualquier tipo de conducta similar a la que se le acusa. Una sentencia de este tipo podría volver muy vulnerable a la empresa tecnológica a fuertes indemnizaciones en casos relacionados.

Apple y las editoriales también afrontan una demanda colectiva en nombre de los consumidores y una demanda similar presentada por decenas de fiscales estatales. Ninguna cuantifica los supuestos daños causados.

Si pierde el caso contra el Departamento de Justicia, los demandantes estarían en una "posición muy poderosa" para ganar sus casos, según Harry First, profesor en la Escuela de Leyes de la Universidad de Nueva York ,especializado en antimonopolios.

Apple no quiso hacer declaraciones. Aún podría alcanzar un acuerdo con el Gobierno estadounidense.

En diciembre, llegó a un acuerdo con la Unión Europea junto con cuatro editoriales por una investigación europea sobre monopolio en libros electrónicos. La quinta editorial, Pearson, también investigada, no formó parte del acuerdo.

(Información de Andrew Longstreth; Traducido por Teresa Larraz)