Benedicto XVI guardia silencio en Twitter sobre su renuncia

sábado 16 de febrero de 2013 13:10 GYT
 

Por Naomi O'Leary

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - Podría haber sido el tuit del siglo.

Pero el Papa Benedicto XVI decidió no anunciar su renuncia en Twitter, al que se unió el año pasado en una incursión en las redes sociales que ha cosechado inciertos retornos espirituales y podría ser limitado por su sucesor.

Obviamente dispuesto a evitar cualquier fuga sobre su renuncia, que podría haber sido un riesgo ya que un ayudante pasa sus tuits a la computadora, el Papa lo anunció en persona, en latín y a un grupo reducido de cardenales. Fue después cuando el video llegó a los medios de comunicación de todo el mundo.

Las noticias sobre el primer pontífice en renunciar en siete siglos encendieron Twitter, generando 1,5 millones de comentarios en las primeras 36 horas, según la empresa de análisis Crimson Hexagon.

Pero de esos, un tercio fueron negativos, criticando al Papa o a la Iglesia Católica, y un 38 por ciento fueron bromas. Sólo el 7 por ciento eran positivos, expresando preocupaciones sobre el pontífice o las esperanzas de futuro.

"Estamos recibiendo tuits que considero no son dignos de una persona humana", dijo el arzobispo Claudio Maria Celli, jefe del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, una oficina del Vaticano establecida en la década de los 40 para seguir el ritmo a la floreciente industria cinematográfica, pero que bajo el mandato de Benedicto XVI se diversificó en Twitter.

Como blanco fácil de los "trolls" de internet, el Papa ha sido objeto de numerosos abusos online.

"Es un problema", dijo Celli en una entrevista en las oficinas con suelo de mármol cerca de la basílica de San Pedro, que albergan el centro de comunicaciones. "Cuando se ofende de una forma vulgar, no es digno de un ser humano", sostuvo.   Continuación...