Presentan nueva demanda contra Facebook relacionada a su salida a la bolsa

lunes 4 de marzo de 2013 22:00 GYT
 

Por Tom Hals

(Reuters) - Un accionista de Facebook Inc presentó una demanda por la complica oferta pública inicial de la mayor compañía de redes sociales del mundo y busca hacer responsables a su presidente ejecutivo, Mark Zuckerberg, directores y empleados responsables por los daños sufridos.

La demanda de Gaye Jones sostiene que los directores de la compañía sabían que Facebook no reveló tendencias de resultados más débiles a medida que más usuarios accedían al sitio web a través de aparatos móviles. El recurso afirma que esa información fue compartida con un grupo selecto de inversores clave de la compañía y suscriptores de la OPI.

La demanda busca obligar a los directores y a otros acusados a devolver el dinero que ganaron por la venta de acciones a través de la OPI que supuestamente sabían estaba sobrevalorada.

"Los acusados se enriquecieron injustamente porque ellos se dieron cuenta de los enormes beneficios financieros y ganancias de la OPI, a pesar de que sabían que las proyecciones de menores ingresos y ganancias para la compañía no habían sido reveladas públicamente a los inversores", dice la demanda.

Las acciones de la esperada OPI de Facebook cayeron desde su precio inicial de 38 dólares a cerca de 25 en un mes. Los títulos cerraron el lunes en 27,72 dólares en el Nasdaq, con un descenso de 6 centavos.

Poco después de la OPI de mayo, que también estuvo marcada por fallas técnicas en la bolsa, se han presentado más de 50 demandas de inversores. Una propuesta de demanda colectiva está siendo evaluada en una corte federal de Manhattan.

La demanda de Jones es un caso derivado, lo que significa que el inversor busca ponerse en los zapatos de la compañía y cualquier dinero recuperado de Zuckerberg y otros sería pagado a Facebook y no a los accionistas.

Otros cuatro casos derivados previos fueron rechazados el mes pasado, en parte porque el juez de distrito de Estados Unidos Robert Sweet en Manhattan determinó que los accionistas eran dueños de los títulos cuando ocurrió la supuesta mala conducta previa a la OPI.   Continuación...