Dotcom puede demandar a agencia espionaje de N.Zelanda por vigilancia ilegal

jueves 7 de marzo de 2013 13:50 GYT
 

Por Naomi Tajitsu

WELLINGTON (Reuters) - Un tribunal decretó el jueves que el fundador de Megaupload, Kim Dotcom, puede demandar a la agencia de espionaje de Nueva Zelanda por vigilancia ilegal, exponiendo al Gobierno por su papel en una redada policial en 2012 en la casa del empresario de Internet.

El Tribunal de Apelaciones de Nueva Zelanda rechazó la petición del fiscal general, en nombre de la Oficina gubernamental de Seguridad de las Comunicaciones (GCSB, por sus siglas en inglés), de excluir a la agencia de la demanda.

El alto tribunal de Nueva Zelanda determinó el año pasado que la agencia debería ser considerada responsable por espiar ilegalmente a Dotcom.

Dotcom pretende conseguir una condena contra el Gobierno por daños por su papel en la redada de enero de 2012, cuando helicópteros de la policía neozelandesa aterrizaron en la mansión del magnate a petición de autoridades estadounidenses.

El FBI acusa a Dotcom de liderar un grupo que acumuló 175 millones de dólares desde 2005 copiando y distribuyendo sin autorización material sujeto a derechos de autor.

Luego se reveló que el GCSB había espiado a Dotcom antes de la operación de 2012, lo que provocó una disculpa del primer ministro. Dotcom, también conocido como Kim Schmidt, es un ciudadano alemán afincado en Nueva Zelanda, lo que hace que espiarlo sea ilegal.

Los abogados habían argumentado que el Gobierno no debería ser nombrado dos veces como acusado en la demanda por compensación, dado que ya está incluido como representante de la policía de Nueva Zelanda.

"Es preferible requerir que se sume al fiscal general como una parte independiente respecto a cada entidad gubernamental que ha sido demandada", dijo el tribunal de apelaciones en un comunicado.

Pero el tribunal limitó la cantidad de pruebas del GCSB al que Dotcom y sus socios podían tener acceso, diciendo que su equipo legal podría tener acceso solamente a las pruebas relevantes para el caso que fue entregada a la policía.

Dotcom y sus colegas luchan por evitar una extradición a Estados Unidos para afrontar cargos de piratería informática.