Acuerdo de Samsung con Sharp revela presiones en negocio de pantallas

viernes 8 de marzo de 2013 15:01 GYT
 

Por Miyoung Kim

SEÚL (Reuters) - Para Samsung Electronics, el mayor fabricante del mundo de teléfonos avanzados, televisores y procesadores de memoria, el acuerdo de esta semana para invertir en un fabricante de pantallas japonés subraya un hecho incómodo: ya no es el líder indiscutido del mundo en pantallas.

Su rival en casa, LG Display, superó a la unidad de pantallas de Samsung el año pasado como principal fabricante de pantallas de cristal líquido.

LG Electronics, filial de la empresa de pantallas, ha superado a Samsung en el mercado con un televisor que emplea una nueva tecnología -las delgadas y brillantes pantallas de diodos orgánicos emisores de luz (OLED, en sus siglas en inglés)- a las que Samsung había apostado su futuro en el sector.

E incluso la japonesa Sharp, que tuvo que ser rescatada por sus bancos y en la que Samsung ha entrado como socio, ha sacado ventaja en parte de la última producción de LCD y tecnología de pantallas planas.

La modesta inversión de Samsung en Sharp anunciada el miércoles, de 111 millones de dólares, no sólo le dará acceso a la tecnología de la empresa nipona, sino que pone presión sobre su propia división de pantallas, que según muchos analistas se ha quedado un poco atrás.

"Es un mensaje de advertencia en un sentido que envía Samsung a Samsung Display", explicó un analista de la industria, que declinó ser identificado por lo sensible del asunto.

El acuerdo, que da a Samsung un simbólico 3 por ciento de participación en Sharp, es un pequeño gasto para el gigante surcoreano, que tiene 37,4 billones de wons (34.500 millones de dólares) en efectivo.

Un posible factor en el acuerdo, el primero de Samsung con una gran empresa japonesa de electrónica, podría ser la menguante demanda de pantallas de Apple, que es tanto un importante cliente como el principal competidor de la firma surcoreana en el mercado global de 'smartphones'.   Continuación...