BlackBerry reporta sorpresiva ganancia; pero cae su base de suscriptores

jueves 28 de marzo de 2013 14:41 GYT
 

Por Euan Rocha

TORONTO (Reuters) - BlackBerry reportó el jueves una sorpresiva ganancia trimestral tras haber despachado 1 millón de nuevos teléfonos avanzados Z10, pero la empresa canadiense aún sigue sin poder convencer a los mercados de que su plan de reestructuración ya es un éxito.

Las acciones de BlackBerry subían un 2,3 por ciento al mediodía en el Nasdaq, por debajo del alza del 10 por ciento lograda inmediatamente después del anuncio de los resultados.

Sus títulos en la bolsa de Toronto operaban con un alza del 2 por ciento a 15,10 dólares canadienses a las 1630 GMT.

Expresando sus persistentes dudas, algunos analistas se centraron en un declive en la base de suscriptores de la compañía, que constituye una potencial amenaza a sus perspectivas y planes de reestructuración en el largo plazo.

Otros, sin embargo, se fijaron en las fuertes ventas de su nuevo dispositivos de pantalla táctil Z10, el cual BlackBerry empezó a comercializar a fines de enero.

"Creo que un millón de unidades es un buen comienzo", dijo Brian Colello, analista en Morningstar.

"Creo que lo más alentador es que BlackBerry sigue pudiendo vender una buena porción de modelos antiguos y generar sólidos ingresos por servicios durante la transición. Pienso que eso será importante en términos de equilibrio de caja y rentabilidad", agregó.

El Z10 es el primero de una línea de dispositivos provistos con el nuevo sistema operativo de BlackBerry, BB10. Es una parte clave del intento de la compañía por recuperar relevancia y terreno en el mercado de smartphones que alguna vez dominó.   Continuación...

 
Imagen de archivo de un hombre pasando frente a un anuncio de teléfonos BlacBerry en la feria CeBIT en Hanover, Alemania, feb 28 2009. El precio de las acciones de BlackBerry subió a más del doble en los últimos seis meses por la expectativa sobre sus nuevos teléfonos avanzados, pero ahora algunos operadores creen que la escalada fue exagerada y apuestan a una corrección. REUTERS/Hannibal Hanschke