Aplicaciones ayudan a padres a seguir el uso de Internet de los hijos

lunes 1 de abril de 2013 12:53 GYT
 

Por Natasha Baker

TORONTO (Reuters) - Con cada vez más usuarios más jóvenes de teléfonos inteligentes y tabletas, las nuevas aplicaciones pueden ayudar a los padres de menores de dos a 13 años a observar y controlar el uso de Internet de sus hijos.

Un estudio del instituto de investigación Pew Research Center muestra que más de un tercio de los adolescentes estadounidenses poseen un teléfono inteligente, frente a un 20 por ciento en el 2011. Para casi la mitad de estos usuarios, el celular es su principal forma de conectarse a Internet, haciendo más difícil que sus padres vigilen su comportamiento.

"Cuando uno tiene un teléfono inteligente, básicamente tiene Internet en el bolsillo en todos lados -lejos de la mirada de los padres", dijo Anooj Shah, un socio en la compañía de software canadiense Kytephone.

La aplicación Kytephone de la compañía permite que los padres controlen las aplicaciones y los sitios usados por sus hijos y las personas de las que reciben mensajes de texto y llamados.

El lunes, la compañía publicó el Kytetime para niños de 13 a 17 años. La nueva aplicación tiene muchas de las mismas funciones que Kytephone, pero no incluye la capacidad de bloquear llamados.

Semanas atrás, Net Nanny, una compañía de programas de supervisión, publicó una aplicación para navegadores para dispositivos iOS de Apple Inc para filtrar contenidos de Internet y bloquear malas palabras.

"Los teléfonos inteligentes y las tabletas han sumado nuevas tecnologías, con nuevos desafíos (para los padres) -una capacidad plena para navegar Internet, mensajes de texto ilimitados, el acceso centenares de miles de aplicaciones buenas, malas y maliciosas", dijo Russ Warner, presidente ejecutivo de la compañía estadounidense.

La versión del Android de Net Nanny, que se vende por 12,99 dólares, puede controlar las aplicaciones que usará un menor. La aplicación también está disponible para dispositivos iOS, con menos funciones, por 4,99 dólares.

(Editado por Juan Lagorio)