2 de abril de 2013 / 0:22 / hace 4 años

Bloguera disidente cubana recibe cálida recepción de exiliados en Miami

4 MIN. DE LECTURA

Por David Adams

MIAMI (Reuters) - La disidente más conocida de Cuba, la periodista independiente y bloguera Yoani Sánchez, recibió el lunes una bienvenida de héroe de la comunidad de cubanos estadounidenses exiliados en Miami, su más reciente parada en una gira de 80 días por más de una decena de países.

Fue la recepción más grande y políticamente más homogénea en al menos una década para un disidente de la isla por parte de la comunidad de cubanos estadounidenses exiliados en Miami, que suelen enfrentarse con figuras de la oposición en Cuba sobre tácticas políticas y objetivos.

Ante la presencia de muchos líderes de la comunidad de cubanos exiliados en Miami, Sánchez fue presentada como "una auténtica defensora y heroína" de los derechos humanos en Cuba por Eduardo Padrón, el presidente del Miami Dade College, que organizó el evento.

Ella fue recibida por cerca de 1.000 invitados con una ovación de pie, acompañada de gritos de "¡Libertad! ¡Libertad!" mientras salía al escenario de la icónica Freedom Tower de Miami, que en la década de 1960 sirvió como centro de procesamiento de los refugiados cubanos.

Aparentemente sorprendida por la cálida y enorme recepción, Sánchez sonrió y realizó la señal de la V de victoria con los dedos como respuesta, antes de recibir las llaves de la ciudad de Miami.

Sánchez, una delgada residente de 37 años de La Habana con un llamativo cabello largo que le llega a la cintura, ha provocado la ira del Gobierno de Cuba por criticar constantemente el sistema comunista en su blog "Generación Y" y al usar Twitter para denunciar la represión.

El blog ha ganado varios importantes premios internacionales de periodismo y se traduce a 20 idiomas, mientras que su cuenta de Twitter tiene cerca de 500.000 seguidores. Pocos de ellos son de Cuba, sin embargo, donde el gobierno restringe de manera estricta el acceso a internet.

En un discurso preparado, Sánchez describió en términos frecuentemente conmovedores su empatía con el dolor que sintieron muchos exiliados cubanos que han dejado la isla durante el último medio siglo, después de la revolución de 1959 que llevó a Fidel Castro al poder.

Sánchez culpó al gobierno de Castro de dividir al país y llamó a la unidad entre los exiliados y los cubanos que aún viven en la isla.

"Por eso, estoy aquí ante ustedes hoy, tratando de ayudar a que nadie, nunca más, pueda dividirnos entre un tipo de cubano u otro", dijo ante gritos de aprobación. "Sin ustedes (los exiliados) nuestro país estaría incompleto, como alguien a quien se le ha amputado sus extremidades", agregó.

Sánchez comparó a Cuba con Alemania antes de la caída del Muro de Berlín en 1990. A diferencia del muro de Berlín, el de Cuba "no es de concreto ni ladrillos, sino de mentiras", dijo ante otra ovación de pie.

Ella defendió sus críticas al embargo económico de Estados Unidos contra Cuba, diciendo que brinda al gobierno de la isla una excusa conveniente para las duras condiciones de vida en la isla bajo el régimen comunista.

Sánchez llegó a Miami después de pasar por Washington y Nueva York, luego de visitas a Brasil y México. Ella partirá rumbo a Perú el jueves antes de regresar a Europa.

Reporte de David Admas; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below