Contaminación del aire se ha subestimado, energía verde puede ayudar: ONU

martes 9 de abril de 2013 13:39 GYT
 

OSLO (Reuters) - La contaminación del aire es un problema subestimado que mata a muchas más personas que el sida y la malaria y un cambio a energías más limpias podría reducir las muertes fácilmente a la mitad para 2030, dijeron representantes de la ONU el martes.

Las inversiones en energía solar, eólica o hídrica beneficiarían tanto a la salud humana como a una iniciativa de casi 200 naciones para frenar el cambio climático, lo que se considera un resultado de la acumulación de gases del efecto invernadero en la atmósfera por el uso de combustibles fósiles, dijeron los representantes.

"La contaminación del aire está causando más muertes que el VIH o la malaria juntos", dijo Kandeh Yumkella, director general de la Organización de Desarrollo Industrial de la ONU, en una conferencia en Oslo que buscaba establecer nuevas metas de desarrollo de la ONU para 2030.

La mayoría de las víctimas de la contaminación de la contaminación en edificios, causada por fogatas a leña y hornos primitivos en países en desarrollo, eran mujeres y niños.

Yumkella sugirió que las nuevas metas energéticas de la ONU para 2030 deberían incluir la reducción del número de muertes prematuras causadas por contaminación en el interior y al descampado a la mitad.

Un estudio de 2012 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) halló que 3,5 millones de personas mueren en forma prematura cada año debido a la contaminación en el interior y 3,3 millones debido a la contaminación al descampado. Las partículas tóxicas acortan vidas causando enfermedades como la neumonía y el cáncer.

"El problema ha sido subestimado en el pasado", dijo María Neira, directora de salud pública y medio ambiente de la OMS, a Reuters. El aire contaminado es un problema grave desde Pekín a México DF.

Los datos, publicados como parte de una revisión global de las causas de muerte en diciembre de 2012, fueron una rectificación en aumento de cifras anteriores de 1,9 millones de muertes prematuras causadas por la contaminación en la vivienda cada año y 1,3 millones fuera de casa, dijo Neira.

La revisión refleja mejores mediciones y cambios en los métodos, como la inclusión de problemas cardíacos ligados a contaminantes, dijo la representante. Las cifras no se pueden sumar porque incluyen tal vez 500.000 con causas superpuestas.