27 de mayo de 2013 / 15:23 / hace 4 años

Herramienta online reduce la indicación de estudios médicos innecesarios

5 MIN. DE LECTURA

Por Trevor Stokes

NUEVA YORK (Reuters Health) - Una herramienta online para tomar decisiones que alerta a los cardiólogos cuándo no deberían realizar distintos estudios clínicos reduce la indicación de procedimientos innecesarios.

"Esta herramienta educativa ayuda a los médicos a determinar cuál es el mejor test para cada paciente", dijo el doctor James Min, director de investigación de imágenes cardíacas del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

"Aun cuando el gasto no sea una preocupación, hay muchos motivos para no someterse a un test innecesario, como los falsos positivos o la detección de algo sin importancia real", opinó el doctor Gilbert Welch, del Instituto de Políticas de Salud y Práctica Clínica de Dartmouth, en New Hampshire.

Para Welch, que no participó de un nuevo estudio del equipo de Min, ese exceso en la evaluación y el diagnóstico empuja a los médicos a usar tratamientos innecesarios y potencialmente peligrosos para los pacientes.

Investigadores ya habían detectado que, en muchos casos, el uso excesivo de pruebas clínicas surge de la falta de actualización médica en el campo de las herramientas diagnósticas.

Entonces, el equipo de Min creó un cuestionario online para ayudar a los médicos que participaron en un estudio a decidir si un test era o no adecuado para los pacientes.

Los médicos demoraron dos minutos en ingresar detalles en un formulario online para que el programa pudiera determinar si la indicación del test coincidía o no con las recomendaciones del Colegio Estadounidense de Cardiología (ACC, por su nombre en inglés).

Durante el estudio, que se realizó entre mediados del 2010 y comienzos del 2011, los autores evaluaron la toma de decisión de los médicos de tres centros de cardiología de St. Louis.

Todos los pacientes tenían cobertura privada a través de United HealthCare, que aceptó suspender los requisitos de autorización previa para que los médicos participantes pudieran decidir libremente qué estudios diagnósticos debían indicarles a sus pacientes.

En total, 100 profesionales aplicaron la herramienta online en las consultas de 472 pacientes cardíacos, principalmente hombres de mediana edad con enfermedad coronaria.

El equipo se concentró en tres estudios cardíacos por imágenes de uso común: la MRI (método para evaluar la función del músculo cardíaco); el ecocardiograma por estrés (imagen por ultrasonido para saber cómo funciona el corazón durante el ejercicio), y la angiografía por TC (radiografía de alta resolución para detectar obstrucciones vasculares).

En ocho meses, el uso inadecuado de esos estudios se redujo del 22 al 6 por ciento, mientras que la indicación de los estudios que recomienda el ACC crecieron del 49 al 61 por ciento, según publica el equipo en Journal of the American College of Cardiology.

Para los especialistas, reducir el uso de pruebas innecesarias le ahorraría mucho dinero al sistema de salud de Estados Unidos. Por sólo dos de los tres test evaluados, Medicare desembolsó en el 2008 más de 1.000 millones de dólares en honorarios médicos únicamente.

"Es un buen estudio; refuerza y replica lo que otros ya habían demostrado en el campo de la asistencia para la toma de decisión sobre el uso de imágenes: se puede hacer y funciona", dijo el doctor Chris Sistrom, radiólogo y economista de la salud de Partners HealthCare de la University of Florida.

Sistrom, que no participó del estudio, había identificado una tendencia similar en el sistema de asistencia médica del Hospital General de Massachusetts. Allí, la cantidad de TC (tomografías computarizadas) innecesarias se redujo del 20 al 10 por ciento en un mes.

Welch opinó que cada vez más sistemas hospitalarios implementarán estas herramientas de retroalimentación clínica en tiempo real a medida que aumente el uso de computadoras para almacenar la información clínica de los pacientes y solicitar exámenes.

Pero adelantó que en ese proceso habrá que establecer un equilibrio con la utilidad de la información que reciban los profesionales para evitar imponerles otra exigencia cuando cada vez tienen menos tiempo para las consultas.

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology, 21 de mayo del 2013

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below