Zynga recorta fuerza de trabajo en un quinto, acciones caen

lunes 3 de junio de 2013 19:46 GYT
 

Por Gerry Shih

SAN FRANCISCO (Reuters) - El desarrollador de juegos en internet Zynga Inc anunció el lunes su mayor ronda de despidos y advirtió sobre débiles reservas para el actual trimestre, planteando dudas en torno al intento de recuperación de la firma.

Zynga dijo que recortará alrededor de 520 puestos de trabajo, o casi un quinto de su fuerza laboral, y cerrará ciertas oficinas en Estados Unidos.

Analistas dijeron que la última advertencia sobre reservas trimestrales, una medida de las ventas, es un mal presagio para el desarrollador de "FarmVille", que comenzó a reducir personal el año pasado.

Las acciones de Zynga cayeron hasta un 15 por ciento en frenéticas operaciones antes de cerrar con una baja del 12 por ciento a 2,99 dólares, cerca de sus mínimos de cuatro meses.

"Los admiro por alinear los costos con los ingresos", dijo el analista de Wedbush Michael Pachter. Pero los pronósticos de reservas del lunes, tras una serie de revisiones a la baja en el último año, impulsaron nuevas y cada vez mayores interrogantes sobre la capacidad de la compañía de retener a usuarios, agregó.

Zynga ha luchado para mantener a sus usuarios a medida que las personas cada vez más se concentran en sus dispositivos móviles, y juegos de sus rivales, para entretenerse.

El presidente ejecutivo de Zynga, Mark Pincus, ha cerrado estudios, retirado más de una decena de juegos y despedido a cientos de empleados como parte de un esfuerzo por mejorar la situación que centra recursos en desarrollar juegos móviles.

La serie de recortes contrasta fuertemente con Zynga a inicios del 2012, cuando pagó 183 millones de dólares para adquirir el estudio de juego OMGPOP, que se convirtió en su estudio en Nueva York, y su fuerza de trabajo aumentó a casi 3.000 personas.

Zynga ha perdido un 70 por ciento de su valor de mercado desde su apertura a la bolsa en el 2011.

(Reporte de Gerry Shih. Traducido al español por Manuel Farías, editado por Marion Giraldo)