Programa de vigilancia EEUU frustró complot para atacar subterráneos de Nueva York

viernes 7 de junio de 2013 17:39 GYT
 

Por Mark Hosenball

WASHINGTON (Reuters) - Un programa secreto de inteligencia en Estados Unidos para reunir correos electrónicos, que está en el centro de un debate sobre la vigilancia del Gobierno, ayudó a frustrar un complot de milicianos islamistas para detonar una bomba en los subterráneos de Nueva York en 2009, dijeron el viernes fuentes federales.

Las fuentes declararon que el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Mike Rogers, se refirió a la conspiración planeada por Najibullah Zazi, un residente estadounidense nacido en Afganistán, cuando dijo el jueves que la vigilancia del Gobierno ayudó a desbaratar un importante complot terrorista en años recientes.

El Gobierno del presidente Barack Obama está enfrentando una controversia tras la revelación de los detalles sobre programas masivos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) para recolectar información de las compañías telefónicas y de internet.

El programa de vigilancia que impidió el complot de Zazi fue uno que recolectó datos de correos electrónicos de sospechosos de espionaje internacional, dijo una fuente del Gobierno.

Los diarios The Washington Post y el británico Guardian publicaron el jueves información ultra secreta de la NSA que describía cómo la agencia reunió abundante información de correos electrónicos accediendo a los servidores de empresas como Google, Facebook y Apple bajo el programa PRISM.

Algunas de las compañías negaron que la NSA y el FBI hubieran tenido "acceso directo" a sus servidores centrales.

El viernes, el corresponsal de CBS News John Miller, un ex funcionario del FBI y de inteligencia de Estados Unidos, reportó que las autoridades descubrieron el complot de Zazi luego de encontrar un correo electrónico enviado a una dirección poco frecuente de Al-Qaeda que estaba asociada a un conocido fabricante de bombas con sede en Pakistán.

Miller dijo que las autoridades rastrearon al remitente del correo electrónico hasta llegar a un suburbio en Denver. Las autoridades siguieron a Miller de Denver a Nueva York, donde finalmente fue arrestado por el FBI.

En febrero del 2010, Zazi se declaró culpable en una corte federal de Brooklyn, Nueva York, de cargos que incluyen conspiración para usar armas de destrucción masiva y brindar material de apoyo a terroristas.

(Traducido por Maria Cecilia Mora. Editado por Ricardo Figueroa)