Dotcom condena la "mayor masacre de datos" por destrucción de sus archivos

jueves 20 de junio de 2013 10:46 GYT
 

WELLINGTON (Reuters) - El fundador del sitio de intercambio de archivos declarado ilegal Megaupload denunció el jueves "la mayor masacre de datos de la historia de internet", después de que una firma europea borrara fotos privadas, videos y documentos almacenados en servidores usados por el sitio.

La firma holandesa LeaseWeb dijo que había borrado en febrero 630 servidores alquilados por Megaupload, aproximadamente un año después de que las autoridades estadounidenses cerraran el sitio y culparan a sus operadores de facilitar la piratería online, el crimen organizado y el blanqueo de dinero.

"Nuestros abogados han pedido repetidamente a LeaseWeb que no borrara los servidores de Megaupload mientras haya pendientes procedimientos judiciales en Estados Unidos", dijo Kim Dotcom en Twitter.

"Nunca nos advirtieron de la supresión", dijo Dotcom, añadiendo que la pérdida de archivos lo había destrozado.

Dotcom, que también responde al nombre de Kim Schmitz, tiene residencia en Nueva Zelanda. Sus colegas y él están intentando no ser extraditados a Estados Unidos.

Sus argumentos giran en torno a que Megaupload era simplemente un centro de almacenamiento de archivos online, y no debería ser responsabilizado por el contenido de esos archivos.

LeaseWeb dijo que había estado manteniendo los servidores por su cuenta desde que cerró Megaupload en enero de 2012. Después de que los servidores estuvieran inactivos durante un año, y sin ninguna solicitud para acceder a ellos, dijo que había informado a Megaupload de que los borraría.

"Después de un año en el que nadie mostró ningún interés por los servidores y los datos, consideramos nuestras opciones (...) comenzamos el reabastecimiento de los servidores en febrero de 2013", dijo en un post en su blog.

Los servidores borrados son sólo una fracción de los que Megaupload tenía alquilados en todo el mundo para proporcionar espacio de almacenamiento a los usuarios que subían desde fotos familiares a películas de Hollywood en el sitio de intercambio de archivos.

(Traducido por Inmaculada Sanz en Madrid; Editado por Lucila Sigal)