23 de junio de 2013 / 12:17 / hace 4 años

Fugitivo de EEUU Snowden dice en Rusia que busca asilo en Ecuador

Por James Pomfret y Lidia Kelly

HONG KONG/MOSCU (Reuters) - El ex contratista fugitivo de la agencia de espionaje de Estados Unidos Edward Snowden está buscando asilo en Ecuador, dijo el domingo el Gobierno de Quito, después de que Hong Kong le permitió abandonar su territorio pese a los esfuerzos de Washington por extraditarlo por cargos de espionaje.

En un gran bochorno par el Gobierno de Estados Unidos, un avión que se cree que llevaba a Snowden aterrizó en Moscú y el grupo antisecretos WikiLeaks dijo en un comunicado que el fugitivo se “dirige a la República de Ecuador a través de una ruta segura para los propósitos de asilo”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, en visita oficial en Vietnam, escribió en Twitter: “El Gobierno de Ecuador ha recibido solicitud de asilo de parte de Edward #Snowden”.

Ecuador ha otorgado asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien ha estado más de un año refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, y el embajador del país sudamericano en Rusia dijo que espera reunirse con Snowden en Moscú el domingo.

Snowden, que trabajó para la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos en Hawái, había estado refugiado en la ex colonia británica, que volvió a China en 1997, desde que reveló a los medios de comunicación las extensas actividades de vigilancia del Gobierno estadounidense en ese país y en el exterior.

Las autoridades estadounidenses habían dicho el sábado que estaban optimistas de que Hong Kong cooperara en lo que respecta a Snowden.

El viernes, las autoridades estadounidenses acusaron a Snowden de robo de propiedad del Gobierno, comunicación no autorizada de información de defensa nacional y de comunicar información clasificada de inteligencia a personas no autorizadas. Los dos últimos cargos suponen violar la ley estadounidense de espionaje.

Más temprano el domingo, una fuente de la aerolínea rusa Aeroflot dijo que Snowden volaría dentro de 24 horas desde Moscú a Cuba, aunque afirmó que planeaba seguir hasta Venezuela.

El jefe del Centro Internacional de Prensa de Cuba, Gustavo Machín, dijo que no tenía información al respecto, aunque blogueros pro Gobierno elogiaron a Snowden y condenaron las actividades de espionaje de Estados Unidos.

Venezuela, Cuba y Ecuador son miembros del bloque ALBA, una alianza de gobiernos de izquierda en América Latina que se precian de sus credenciales “antiimperialistas”.

El embajador de Ecuador en Rusia, Patricio Alberto Chávez Zavala, dijo a periodistas en un hotel en el aeropuerto de Moscú que sostendría conversaciones con Snowden y con Sarah Harrison, una representante de WikiLeaks.

CRÍTICAS A RUSIA Y CHINA

El influyente senador demócrata Charles Schumer dijo que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, probablemente sabía y que habría aprobado el vuelo de Snowden al país, y que creía que Pekín había estado involucrado.

Agregó que eso “tendrá serias consecuencias” para una relación ruso-estadounidense ya tensa por Siria y los derechos humanos.

“Putin siempre parece casi ansioso por meter un dedo en el ojo de Estados Unidos, ya sea Siria, Irán y ahora por supuesto con Snowden”, comentó Schumer en el programa “State of the Union” de CNN.

“Queda por ver cuánta influencia tuvo Pekín sobre Hong Kong. Como saben, ellos coordinan sus políticas exteriores y tengo al presentimiento de que aquí estuvo involucrada la mano de Pekín”, añadió.

En su comunicado anunciando la partida de Snowden, las autoridades de Hong Kong dijeron que estaban buscando una aclaración de Washington sobre informes de espionaje estadounidense a computadores del Gobierno en el territorio.

El Gobierno del presidente Barack Obama ha presentado previamente a Estados Unidos como una víctima de infiltraciones informáticas por parte del Gobierno chino.

En una cumbre este mes, Obama llamó a su contraparte china, Xi Jinping, a admitir la amenaza que presenta al “espionaje cibernético” contra Estados Unidos y a investigar el problema. Obama también se reunió con Putin la semana pasada en Irlanda del Norte.

Un portavoz del Gobierno de Hong Kong dijo que permitieron la salida de Snowden -considerado por sus partidarios como un informante y por sus críticos como un criminal y quizás incluso un traidor- debido a que la solicitud de Estados Unidos para arrestarlo no cumplía con la ley.

En Washington, un funcionario del Departamento de Justicia dijo que buscará cooperación con países a los que Snowden podría viajar. Fuentes familiarizadas con la decisión afirmaron que Washington revocó el pasaporte estadounidense de Snowden.

“Es impactante”, comentó Simon Young, profesor de derecho de la Universidad de Hong Kong. “Pensé que se iba a quedar y a dar la pelea. El Gobierno de Estados Unidos estará furioso”, agregó.

El tema ha sido una gran distracción para Obama, quien ha visto su agenda de política nacional e internacional marginada debido a que se ha apresurado a defenderse de acusaciones de que la vigilancia de Estados Unidos viola las protecciones de privacidad y los derechos civiles.

El mandatario sostiene que las medidas han sido necesarias para desbaratar ataques contra Estados Unidos y el Gobierno presentó cargos de espionaje contra Snowden el viernes.

La Casa Blanca no tuvo comentarios inmediatos sobre los desarrollos del domingo.

WikiLeaks dijo que Snowden estaba acompañado por diplomáticos y que Harrison, una investigadora legal que trabaja para WikiLeaks, estaba “acompañando al señor Snowden en su ruta a la seguridad”.

“El equipo legal de WikiLeaks y yo estamos interesados en proteger los derechos de Snowden y protegerlo como persona”, dijo el ex juez español Baltasar Garzón, director legal de WikiLeaks y abogado de su fundador, Julian Assange, en un comunicado.

“Lo que les hacen a Snowden y a Julian Assange -por hacer pública o facilitar información por el bien público- es un asalto contra el pueblo”, dijo.

CASO DE WIKILEAKS

Assange, de nacionalidad australiana, dijo que no saldría del refugio de la Embajada de Ecuador en Londres incluso si Suecia dejara de perseguirlo por acusaciones de abuso sexual en su contra, pues teme ser arrestado por órdenes de Estados Unidos.

Los últimos hechos coinciden con la corte marcial de Bradley Manning, un soldado estadounidense acusado de entregar muchos documentos clasificados a WikiLeaks, que Assange comenzó a divulgar en internet en el 2010 y, según algunos críticos, puso en riesgo la seguridad nacional y vidas de personas.

Un portavoz de WikiLeaks declinó a comentar sobre posibles rutas hacia Ecuador. Al ser consultado por qué Ecuador, contestó: “Eso es algo que necesita contestar el señor Snowden (...) Fue una decisión tomada por él (...) Se recurrió a varios gobiernos”.

Islandia rechazó el viernes decir si concedía asilo a Snowden. El portavoz de Putin, Dmitry Peskov, dijo antes este mes que Rusia estudiaría conceder asilo a Snowden si lo pidiera y los legisladores apoyaron la idea, pero no ha habido señales de que lo haya hecho.

El diario chino South China Morning Post citó a Snowden ofreciendo más detalles sobre las actividades de espionaje de Estados Unidos, entre ellas acusaciones de pirateo estadounidense de compañías chinas de telefonía móvil y la universidad china de Tsinghua.

La senadora Dianne Feinstein, presidenta del Comité de Inteligencia del Senado estadounidense, dijo que Snowden debe ser detenido y llevado de vuelta para ser juzgado en el país debido a que los secretos que tenía podrían hacer mucho daño a los intereses estadounidenses.

“Creo que necesitamos saber exactamente qué tiene”, declaró al programa “Face the Nation” de CBS. “Podría tener mucho, mucho más, que realmente podría poner a gente en peligro”, añadió.

Los documentos que filtró previamente Snowden revelaron que la NSA tuvo acceso a una enorme cantidad de datos de correos electrónicos, chats y vídeos de grandes compañías como Facebook o Google, mediante un programa del Gobierno denominado “Prism”.

El jefe de la Agencia Nacional de Seguridad, el general Keith Alexander, dijo que no sabía por qué la entidad no logró impedir que Snowden abandonara Hawái rumbo a Hong Kong con los secretos.

“Claramente es un individuo que ha traicionado la confianza que teníamos en él”, comentó al programa “This Week” de ABC News.

Sostuvo que desde entonces los procedimientos han sido endurecidos.

“Ahora estamos estableciendo acciones que nos darán la capacidad de seguir a nuestros administradores de sistemas, lo que están haciendo, lo que están hablando(...) Hemos cambiado las contraseñas. Pero al fin del día, tenemos que confiar en que nuestra gente hará lo correcto”, agregó.

Reporte adicional de Fayen Wong en Shanghái, Nishant Kumar en Hong Kong, Andrew Cawthorne, Mario Naranjo y Daniel Wallis en Caracas, Alexandra Valencia en Quito, Alexei Anishchuk y Steve Gutterman en Moscú y Tabassum Zakaria, Mark Felsenthal, Paul Eckert y Mark Hosenball en Washington; escrito por David Stamp y David Brunnstrom. Traducido por la Redacción de Madrid/Mesa Santiago. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below