Snowden aún está en aeropuerto Moscú; decisión asilo de Ecuador tardaría semanas

miércoles 26 de junio de 2013 13:03 GYT
 

Por Alessandra Prentice y Steve Gutterman

MOSCU (Reuters) - El ex contratista de la agencia de espionaje de Estados Unidos que enfrenta cargos de espionaje permanecía oculto el miércoles en un aeropuerto de Moscú, mientras que aumentaban las posibilidades de una prolongada disputa entre Rusia y Estados Unidos por su suerte.

Ecuador, país al que Edward Snowden solicitó asilo, dijo que una decisión al respecto podría tomar semanas y pidió a Washington que presentara su caso para pedir la extradición.

Rusia afirmó que Snowden, cuyo vuelo desde Hong Kong a Moscú resulta cada vez más vergonzoso para el presidente estadounidense, Barack Obama, aún se encontraba en el área de tránsito del aeropuerto Sheremetyevo.

Snowden dejó Hong Kong tras filtrar detalles sobre programas secretos de vigilancia del Gobierno de Estados Unidos y después voló a Moscú el domingo. El miércoles no había señales de que estuviera registrado para algún vuelo fuera de Rusia.

"No volarán hoy ni en los próximos tres días", dijo un representante de la aerolínea Aeroflot en un mesón del aeropuerto de Sheremetyevo al ser consultado si Snowden y su asesora legal, Sarah Harrison, viajarían fuera del país.

"No están en el sistema", explicó el operario.

La ruta lógica que debería tomar Snowden -y para la que hasta un momento tuvo reservas- sería un vuelo de Aeroflot a La Habana y posteriormente un vuelo de conexión a Ecuador.

La elección de vuelos alternativos, mientras Estados Unidos presiona a otros países de no recibir al fugitivo, o arrestarlo a su arribo, parecería limitada.   Continuación...

 
El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, durante una conferencia de prensa en Hanoi, jun 24 2013. Ecuador dijo el lunes que evalúa la solicitud de asilo presentada por Edward Snowden y tomará una decisión sobre el ex contratista de la agencia de inteligencia de Estados Unidos, acusado de espionaje, en el "momento oportuno" sobre la base de los principios de derechos humanos. REUTERS/Kham