Creador de Megaupload alerta sobre "era de espionaje" de EEUU

miércoles 3 de julio de 2013 09:13 GYT
 

WELLINGTON (Reuters) - El fundador de la empresa de almacenamiento online Megaupload alertó el miércoles a Nueva Zelanda y al resto de los países a no seguir a Estados Unidos en "la oscura era del espionaje", en medio de una fuerte controversia por el programa de inteligencia liderado por Washington.

Kim Dotcom, el fundador de Megaupload que fue vigilado por la agencia de espionaje de Nueva Zelanda a petición de las autoridades estadounidenses, dijo en una audiencia parlamentaria que un proyecto de ley que pretende ampliar la capacidad de vigilancia facilitaría a Estados Unidos y a otros países seguir la pista de los neozelandeses.

"Deberíamos evitar seguir ciegamente a Estados Unidos hacia la oscura era del espionaje", dijo Dotcom en la audiencia sobre una ley que propone dar al Departamento Gubernamental para la Seguridad de las Comunicaciones de Nueva Zelanda (GCSB, según sus siglas en inglés) poderes para vigilar a sus propios ciudadanos.

"Al final, el GCSB es solo una filial de la (estadounidense) Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y el Gobierno de Estados Unidos es el que decide", agregó.

El caso de Dotcom resalta el alcance de la cooperación entre Estados Unidos y otros países después de que el ex contratista de la NSA Edward Snowden revelara un programa de vigilancia sobre los ciudadanos estadounidenses y otros objetivos, incluyendo misiones de la Unión Europea y sus países miembros.

Las informaciones sobre esas operaciones han causado gran malestar en los aliados de Estados Unidos.

Una investigación gubernamental realizada el año pasado mostró que el GCSB actuó contra la ley al facilitar información sobre Dotcom, un ciudadano alemán residente en Nueva Zelanda, a las autoridades estadounidenses antes de realizar un operativo en la casa del empresario en enero de 2012.

Dotcom y sus socios fueron arrestados bajo las acusaciones estadounidenses de piratería informática, lavado de dinero y crimen organizado, y posteriormente fueron puestos en libertad bajo fianza, aunque tienen restringidos sus movimientos. Un juzgado dictaminó que la operación policial también fue ilegal.

La tensa audiencia en el Parlamento neozelandés puso a Dotcom frente al primer ministro John Key por primera vez desde su arresto.   Continuación...