Fuertes vínculos ligan a agencias de espionaje con Silicon Valley

miércoles 3 de julio de 2013 20:22 GYT
 

Por Joseph Menn

SAN FRANCISCO (Reuters) - Silicon Valley ha tratado de distanciarse de los controvertidos programas de vigilancia estadounidenses divulgados por Edward Snowden, pero existe una larga historia de estrecha cooperación entre las compañías de tecnología y los servicios de inteligencia.

Ex funcionarios y fuentes de inteligencia de Estados Unidos dicen que la colaboración entre la industria tecnológica y las agencias de espionaje es más amplia y más profunda de lo que la mayoría de la gente cree, y que se remonta a los primerísimos años de Silicon Valley.

Al tiempo que las agencias de inteligencia de Estados Unidos aceleran sus esfuerzos para adquirir nueva tecnología y financiar la investigación en seguridad cibernética, han invertido en nuevas compañías, alentaron a otras a poner un mayor número de veteranos de áreas militares y de inteligencia en sus directorios, y cultivaron una amplia red de relaciones personales con los más altos ejecutivos del sector.

Y están utilizando esas conexiones para llevar a cabo misiones específicas de espionaje, dicen funcionarios de antes y de ahora, incluso en momentos en que trabajan con la industria tecnológica para evitar una cooperación manifiesta que podría erizar los pelos de clientes extranjeros.

Joel Harding, funcionario de inteligencia del Estado Mayor Conjunto en la década de 1990 que trabajó con los grandes contratistas de defensa Computer Sciences Corp y SAIC, dijo que las agencias de espionaje en ciertos momentos han persuadido a las compañías de alterar sus productos de hardware y software para permitir el monitoreo de objetivos extranjeros.

En una ocasión hace varios años, una agencia de inteligencia pagó a un supervisor de una compañía de tecnología 50.000 dólares para instalar microprocesadores alterados en máquinas destinadas a un cliente en un país extranjero para que pudieran ser utilizadas para espionaje, dijo Harding, negándose a proporcionar detalles.

"Se veían exactamente igual, pero habían cambiado los microprocesadores", dijo.

Un actual agente de inteligencia de Estados Unidos, que habló bajo la condición del anonimato, dijo que el Gobierno a menudo trabaja a través de terceros, en parte para proteger a las grandes compañías de tecnología de las consecuencias si las operaciones son descubiertas.   Continuación...