Grupo Fiat-Chrysler podría radicarse en Países Bajos: pte. ejecutivo

martes 23 de julio de 2013 14:17 GYT
 

AMSTERDAM (Reuters) - La automotriz Fiat-Chrysler podría ser registrada en Países Bajos tras una planeada fusión, dijo el martes a Reuters su presidente ejecutivo, Sergio Marchionne.

Radicarse en Países Bajos podría ser ventajoso en el caso de que Fiat-Chrysler opte por Estados Unidos como mercado primario para colocar sus acciones, dado que las normas corporativas son similares en ambos países.

Marchionne dijo el 29 de abril que preferiría que Fiat-Chrysler tenga su mercado bursátil primario en Nueva York.

Fiat Industrial, empresa afiliada a Fiat, está trasladando su sede corporativa a Holanda tras la fusión con su unidad estadounidense CNH, que debería finalizar en el otoño boreal.

"Es posible, dijo Marchionne a Reuters el martes al ser consultado sobre si Fiat podría seguir esa línea.

Los accionistas de CNH aprobaron la fusión en un encuentro en Ámsterdam, indicó el martes CNH en un comunicado. La nueva empresa será llamada CNH Industrial, y trasladará su sede principal desde Milán a Nueva York.

Fiat se encuentra en conversaciones con el accionista minoritario de Chrysler VEBA para adquirir el 41,5 por ciento del paquete accionario de la compañía que aún no posee. Marchionne dijo que espera que un tribunal de Delaware falle en una disputa de precio con VEBA para fines de julio.

El dictamen eliminará la incertidumbre sobre el precio que Fiat pagará por parte de la participación en VEBA, y al mismo tiempo brindará certeza sobre el cronograma para la fusión completa.

Marchionne se negó a comentar sobre las utilidades de Fiat en el segundo trimestre, que se reportarán el 30 de julio.

Analistas pronostican una ganancia operativa para el grupo Fiat-Chrysler de alrededor de 1.000 millones de euros (1.320 millones de dólares), en línea con el mismo período del 2012, y una ganancia neta de 305 millones de euros, según un consenso de estimaciones publicado en la página web de Fiat el martes.

(Reporte de Sara White, escrito por Jennifer Clark; editado por Hernán García)