Cámara EEUU rechaza intento por limitar programa recolección de datos

miércoles 24 de julio de 2013 23:00 GYT
 

Por David Alexander

WASHINGTON (Reuters) - Un programa de espionaje de Estados Unidos que revisa gran cantidad de comunicaciones electrónicas sobrevivió el miércoles una impugnación en la Cámara de Representantes, en el primer intento por limitar la recolección de información desde que un ex contratista de seguridad filtró detalles de su extensión.

La Cámara de Representantes votó 217-205 contra la enmienda al proyecto de ley de asignaciones de defensa que habría limitado la capacidad de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por su sigla en inglés) para recolectar información electrónica, incluidos registros de llamadas telefónicas.

La oposición a la vigilancia del Gobierno ha creado una improbable alianza entre republicanos liberales y algunos demócratas en el Congreso. La votación en la Cámara baja dividió a los partidos, 94 republicanos respaldaron la enmienda y 134 se opusieron, mientras que 111 demócratas apoyaron la enmienda y 83 la rechazaron.

La Casa Blanca y los jefes de inteligencia se oponían a la enmienda propuesta por el representante republicano Justin Amash, que fue motivada por las revelaciones del ex contratista de seguridad Edward Snowden, quien ha estado refugiado en un aeropuerto de Moscú durante el último mes mientras es perseguido por Estados Unidos e intenta conseguir asilo.

La Cámara baja aprobó posteriormente el proyecto de ley de asignaciones de defensa, que incluía cerca de 600.000 millones de dólares en gastos del Pentágono para el año fiscal 2014, incluidos los costos de la guerra en Afganistán.

El representante republicano Tom Cotton, quien respaldó al programa de la NSA, describió los "metadatos" que se reúnen esencialmente como una hoja de cálculo de 5 columnas que contiene el número al que se llamó, el número de origen de la llamada, la fecha, la hora y el tiempo de duración de la llamada.

"Este programa ha detenido decenas de ataques terroristas", dijo Cotton. "Eso significa que ha salvado una cifra incalculable de vidas estadounidenses. Esta enmienda (...) no limita el programa, no lo modifica, no lo frena, le pone fin. Lo destruye", agregó.

Cotton, un ex capitán del Ejército que sirvió en Irak y Afganistán, dijo que un registro detallado de las llamadas telefónicas es necesario para que el programa funcione.

"Si quieren buscar una aguja en un pajar, deben tener el pajar. Esta (enmienda) es un soplador de hojas y disemina todo el pajar. No tendremos este programa si se aprueba esta enmienda", sostuvo.

(Reporting by David Alexander, Tabassum Zakaria y Patricia Zengerle; Traducido por Nadia López; Editado en español por Javier Leira)