21 de agosto de 2013 / 12:23 / en 4 años

Cameron estuvo detrás de intento G.Bretaña de frenar reportes Snowden: fuentes

Por Andrew Osborn

Transeúntes pasan frente a la entrada de las oficinas del diario The Guardian en Londres. Agosto, 2013. REUTERS/Susanne Plunkett. El primer ministro británico, David Cameron, ordenó a su máximo asesor civil que intentara detener las revelaciones publicadas por el diario The Guardian sobre los extendidos programas de vigilancia de Estados Unidos y Gran Bretaña, dijeron dos fuentes cercanas al asunto.

LONDRES (Reuters) - Dos importantes asesores del primer ministro británico, David Cameron, presionaron al periódico The Guardian para entregar o destruir los secretos de inteligencia filtrados por Edward Snowden, dijeron fuentes políticas el miércoles.

La noticia de que el secretario de Gabinete Jeremy Heywood y el asesor de Seguridad Nacional Kim Darroch estuvieron involucrados en el tema, arrastra a Cameron al centro de la tormenta en torno a la respuesta de Gran Bretaña a la cobertura mediática sobre los secretos filtrados por el fugitivo ex contratista de seguridad estadounidense.

La reacción británica llevó a que incluso su aliado Estados Unidos se pronunciara respecto a la importancia de la libertad de prensa.

Cameron, que pasa unas vacaciones en Cornwall, no hizo declaraciones de inmediato.

The Guardian, activistas por la libertad de prensa y abogados de derechos humanos dicen que la presión contra el periódico por el material de Snowden y la detención de la pareja de un periodista del diario el domingo representan un ataque al periodismo independiente.

Gran Bretaña dice que sus agencias de seguridad actuaron dentro de la ley y que las filtraciones de Snowden, que revelaron la vigilancia estadounidense y británica de redes globales de comunicación, son una grave amenaza a la seguridad nacional. Estados Unidos presentó cargos de espionaje contra Snowden, quien encontró asilo temporal en Rusia.

El editor del The Guardian, Alan Rusbridger, dijo el martes que fue contactado por un “alto funcionario que afirmaba representar las posturas del primer ministro” luego de que el diario publicara una serie de artículos basados en el material provisto por Snowden.

Rusbridger dijo que le dijeron que el diario podría afrontar acciones legales si se negaba a destruir o entregar los datos de Snowden.

Posteriormente, dos agentes de inteligencia supervisaron la destrucción de discos duros en las oficinas del diario, pero Rusbridger dijo que esto no detendría los reportes, ya que existen copias en otras partes del mundo.

Un portavoz de la Casa Blanca dijo el martes que era difícil imaginar que las autoridades estadounidenses tomaran esas acciones contra una organización de prensa, incluso para proteger la seguridad nacional.

Varias fuentes dijeron que Heywood y Darroch estaban entre los que contactaron al periódico. Heywood es el principal asesor civil de Cameron y Darroch es el máximo asesor del primer ministro en asuntos de seguridad nacional.

“El primer ministro pidió a su secretario de Gabinete que se hiciera cargo de este asunto, eso es verdad”, dijo una fuente a Reuters.

“No sería sorprendente escuchar que (Darroch) también se involucró en esto”, dijo otra fuente.

La ministra de Interior, Theresa May, defendió las acciones del Gobierno.

“Creo que los asuntos de seguridad nacional son correctamente abordados a un nivel apropiado dentro del Gobierno, y no me parece sorpresivo que alguien en un puesto de muy alto nivel dentro del Gobierno deba involucrarse en este tema en particular”, indicó.

PEDIDO DE BRASIL

En tanto, el Gobierno de Brasil envió un pedido formal a la cancillería británica pidiendo la devolución de los aparatos electrónicos incautados en Londres a David Miranda, pareja del periodista de The Guardian Glenn Greenwald.

Miranda pasó nueve horas detenido el domingo al llegar a Londres para una conexión aérea y se le confiscaron sus bienes. El brasileño fue interrogado respecto a la actividad profesional del Greenwald, corresponsal de The Guardian en Río de Janeiro.

“Estamos trabajando para que el material del ciudadano brasileño David Miranda sea restituido en el menor plazo posible. En ese sentido se envió un comunicado al Gobierno británico”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio Patriota.

El ministro dijo que conversó con el canciller británico, William Hague, sobre la detención de su compatriota y dijo que esas actitudes son contraproducentes “incluso para el objetivo declarado, que es la lucha contra el terrorismo”.

“Esto no contribuye a una acción internacional coordinada y eficaz (...) Brasil tiene un compromiso fuerte con los derechos civiles, las libertades individuales y el Reino Unido no debe subestimar ese compromiso”, agregó.

Reporte adicional de Mark Hosenball en Washington y Bruno Marfinati en Sao Paulo. Escrito por Estelle Shirbon. Editado en español por Marion Giraldo y Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below