LG y Samsung Display sienten la presión de los fabricantes chinos de LCD

martes 17 de septiembre de 2013 16:49 GYT
 

Por Miyoung Kim

SEÚL (Reuters) - Los fabricantes chinos de pantallas planas, que anteriormente fueron subestimados como actores de segunda clase en el mercado global del LCD, están recibiendo miradas de envidia de grandes nombres como LG Display y Samsung.

Mientras los gigantes coreanos estaban ocupados desarrollando la próxima generación de televisores de diodo orgánico de emisión de luz (OLED por sus siglas en inglés), empresas chinas poco conocidas han comenzado a vender un tipo de pantalla que es más nítida que el LCD estándar y más barata que el OLED.

Hasta el año pasado, el mercado UHD casi no existía, con sólo 33.000 aparatos vendidos frente a los 200.000 millones de unidades del mercado de la televisión LCD. Desde entonces, los pedidos han crecido hasta 20 veces, gracias a China, según datos de la firma de investigación IHS.

Los consumidores chinos que quieren imágenes más brillantes y más nítidas pero no se pueden permitir las pantallas fabricadas por LG y Samsung Display, una unidad de Samsung Electronics, están dirigiéndose al UHD.

El riesgo para el OLED es que el UHD podría convertirse en el producto predominante y que las largamente esperadas pantallas OLED más baratas lleguen demasiado tarde como para desplazarlos, según analistas.

El potencial a largo plazo del OLED es enorme: resolución ultra alta, pantallas tan finas que podrían ser posiblemente curvadas e incluso enrolladas.

Pero su lenta introducción en el mercado y los precios austeros han abierto una ventana de oportunidad para los fabricantes de UHD, en este caso compañías chinas como BOE Technology Group y CSOT, la unidad de LCD de TCL.

En China, los modelos UHD de 55 pulgadas se venden por unos 1.800 dólares. En contraste, una televisión OLED de dimensiones similares de Samsung Electronics cuesta unos 10.000 dólares.   Continuación...

 
Imagen de archivo del logo de LG en un ordenador portátil en el centro de Seúl, jul 23 2013. Los fabricantes chinos de pantallas planas, que anteriormente fueron subestimados como actores de segunda clase en el mercado global del LCD, están recibiendo miradas de envidia de grandes nombres como LG Display y Samsung. REUTERS/Lee Jae-Won