Brasileña Rousseff vuelve a Twitter, hace chistes y refuta a The Economist

lunes 30 de septiembre de 2013 13:47 GYT
 

SAO PAULO (Reuters) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, retomó el viernes su cuenta oficial en Twitter haciendo chistes con el autor de un perfil satírico de la mandataria en redes sociales y usó el microblog para rebatir un reportaje de la revista The Economist que criticó la política económica brasileña.

"Ellos (The Economist) están desinformados. El dólar se estabilizó, la inflación está bajo control y somos el único gran país con pleno empleo", escribió Rousseff en su perfil de Twitter, cuya autenticidad fue confirmada por el departamento de prensa de la Presidencia.

"Somos la tercera economía que más creció en el mundo en el segundo trimestre. Quien apuesta contra Brasil, siempre pierde", agregó Rousseff en Twitter.

La mandataria también usó la herramienta para hablar de las denuncias de que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por su sigla en inglés) espió comunicaciones privadas suyas, tema que fue abordado por ella en un discurso ante la Asamblea General de la ONU esta semana.

"Países amigos no pueden vivir en desconfianza. Es necesario otro comportamiento de Estados Unidos hacia Brasil", sostuvo. "Como dije en la ONU. Nos vamos a proteger. El nuevo marco civil de Internet va a ampliar la privacidad de los brasileños", agregó.

Rousseff mantuvo activa una cuenta oficial en Twitter durante la campaña presidencial del 2010, pero dejó de actualizarla después de asumir su mandato en enero del 2011. La presidenta tiene más de 1,9 millones de seguidores.

El regreso de la presidenta al servicio de microblog y su interacción con el autor del perfil satírico "Dilma Bolada" coincide con el lanzamiento el viernes de nuevas páginas del Gobierno Federal en Twitter, Instagram y Facebook.

(Traducido por Patricio Abusleme)

 
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en un evento en Nueva York, sep 25 2013. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, retomó el viernes su cuenta oficial en Twitter haciendo chistes con el autor de un perfil satírico de la mandataria en redes sociales y usó el microblog para rebatir un reportaje de la revista The Economist que criticó la política económica brasileña. REUTERS/Chip East