La ruta marítima más septentrional está afectada por icebergs y seguros caros

miércoles 16 de octubre de 2013 17:48 GYT
 

Por Jonathan Saul

LONDRES (Reuters) - Una nueva ruta de navegación abierta en el Ártico por el cambio climático no será aún muy transitada.

Cargueros con carbón, diésel y gas han venido haciendo ese trayecto pero los elevados costos de seguros, la lentitud y las estrictas normas medioambientales llevan a que otros no se apuren en seguirlos.

El deshielo hace que haya icebergs. Un barco sufrió un agujero en su casco y para transitarla son necesarios grandes rompehielos que no siempre están disponibles.

"Las significativas preocupaciones para la navegación y la seguridad siguen siendo un obstáculo para los trayectos comerciales en la ruta del mar del Norte, pese a las recientes informaciones de tránsitos 'exitosos'", dijo Richard Hurley, analista en la editorial de inteligencia naviera IHS Maritime.

"El rastreo de embarcaciones en la zona muestra que todas ellas están sujetas a la desviación de rutas directas como resultado del hielo, y muchas áreas no pueden ser navegadas de forma segura sin la presencia de grandes rompehielos que presten ayuda para llegar a aguas más despejadas", añadió.

El mes pasado, un carguero con carbón de Canadá atravesó el Paso Noroeste para llevar su carga a Finlandia, en un viaje que sus operadores dijeron que ahorraría 80.000 dólares en combustible y reduciría el tiempo de navegación en una semana.

El mayor comerciante mundial de petróleo, Vitol, llevó cargueros con diésel de Asia a Europa a través de la ruta del mar del Norte por Rusia en octubre, ahorrando potencialmente cientos de miles de dólares en costos.

El mercado de gas natural licuado, de rápido crecimiento, en el que países árticos como Rusia y Noruega desempeñan un papel clave, han sido también pioneros en viajes en el Ártico.   Continuación...