ENFOQUE-Aerolíneas Argentinas no logra despegar pese a impulso político

jueves 24 de octubre de 2013 11:28 GYT
 

Por Guido Nejamkis

BUENOS AIRES (Reuters) - Retratos de Juan Perón y su venerada esposa Evita dominan el despacho del presidente de Aerolíneas Argentinas, una empresa fundada por el ex mandatario argentino que sobrevive en números rojos.

Aunque Mariano Recalde, titular de la empresa, asegura que la comanda con visión empresarial, la compañía es un símbolo del intervencionismo económico de la presidenta peronista Cristina Fernández y de su lucha por mantener una aerolínea de bandera deficitaria, que recibe millonarios subsidios y tiene una enorme planta laboral.

"No hay interferencia política. Hay, al revés, sintonía de intereses y objetivos", dijo en una entrevista con Reuters Recalde, un abogado de 41 años que preside la empresa desde el 2009 y quien no tenía experiencia previa en la industria.

Para la presidenta invertir en Aerolíneas, aunque sea poco competitiva, es vital en un país extenso como Argentina ya que permite conectar ciudades a las que líneas aéreas privadas no llegan debido a la falta de rentabilidad en las rutas.

Tan vital resulta para el Gobierno mantener viva a la empresa que le ha inyectado este año el equivalente a 1,6 millones de dólares diarios para mantenerla en el aire, según datos de la privada Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).

Los críticos creen que Aerolíneas Argentinas es una clara muestra del despilfarro de recursos públicos en un país que sufre una elevada inflación, pobres niveles de inversión y en el que el transporte masivo -principalmente los trenes- se encuentra en ruinas.

Los números de la empresa son un misterio.

Aerolíneas no reporta sus resultados en forma periódica y tampoco revela regularmente otras mediciones comunes en la industria como el tráfico de pasajeros y factor de ocupación.   Continuación...

 
Unos aviones de Aerolíneas Argentinas en la losa del aeropuerto Jorge Newbery en Buenos Aires, nov 28 2005. Retratos de Juan Perón y su venerada esposa Evita dominan el despacho del presidente de Aerolíneas Argentinas, una empresa fundada por el ex mandatario argentino que sobrevive en números rojos. REUTERS/Enrique Marcarian