Alcatel-Lucent quiere obtener 2.000 mln de dólares de aumento de capital y emisión de bonos

lunes 4 de noviembre de 2013 11:56 GYT
 

PARIS (Reuters) - El deficitario fabricante de equipos de telecomunicaciones Alcatel-Lucent planea realizar un aumento de capital de 955 millones de euros (1.290 millones de dólares) junto con una emisión de bonos por 750 millones de dólares, en su más reciente intento por salvar a la compañía.

El grupo franco-estadounidense, que compite con rivales más grandes como Ericsson, Huawei y Nokia, dijo en un comunicado que planea también obtener un crédito sindicado renovable por 500 millones de euros.

Las acciones de Alcatel-Lucent caían un 1,99 por ciento a las 1237 GMT, tras llegar a bajar hasta un 8 por ciento.

Las medidas forman parte de la última fase de un plan del presidente ejecutivo Michel Combes que comenzó en junio, que contempla además recortes de 10.000 empleos, reducciones de costos por 1.000 millones de euros y ventas de activos no especificados por 1.000 millones de euros.

"El propósito del incremento de capital es fortalecer las acciones de la compañía", comentó Alcatel-Lucent.

El incremento de capital será ofrecido a los actuales tenedores de títulos de Alcatel-Lucent, que recibirán una acción por cada papel que posean hasta el 18 de noviembre.

El precio de suscripción para las nuevas acciones será de 2,10 euros y el período de suscripción va del 19 de noviembre hasta el 29 de noviembre.

Los tenedores de acciones en Estados Unidos no serán elegibles para la emisión de acciones, sostuvo la compañía.

(1 dólar = 0,7414 euros)

(Reporte de Leila Abboud. Traducido por Patricio Abusleme. Editado en español por Rodrigo Charme)

 
El logo del fabricante de equipos de telecomunicaciones Alcatel-Lucent en su casa matriz de París, dic 12 2008. El deficitario fabricante de equipos de telecomunicaciones Alcatel-Lucent planea realizar un aumento de capital de 955 millones de euros (1.290 millones de dólares) junto con una emisión de bonos por 750 millones de dólares, en su más reciente intento por salvar a la compañía. REUTERS/Charles Platiau