Italia revisa "impuesto Google" al excluir del proyecto de ley productos comprados online

miércoles 18 de diciembre de 2013 13:56 GYT
 

ROMA (Reuters) - Congresistas italianos revisaron un proyecto de ley que elevaría la recaudación fiscal proveniente de compañías online como Google y Amazon, pero su aprobación aún es incierta ya que el líder del principal partido oficialista dijo que la iniciativa legal debía ser descartada.

El Gobierno del primer ministro Enrico Letta presentó el mes pasado el proyecto de ley, llamado "impuesto Google", el cual obligaría a las firmas que realizan anuncios y ventas por internet en Italia a hacerlo sólo a través de agencias con presencia fiscal en el país.

Sin embargo, el comité presupuestario de la Cámara baja excluyó de la ley los productos adquiridos por internet, lo que hace que la iniciativa, también conocida como "impuesto web", sea aplicable únicamente a la publicidad.

La medida se convertiría en ley con la aprobación del presupuesto 2014, que está prevista para fines de año.

La medida fue revisada después de que Matteo Renzi, nuevo líder del Partido Democrático, el más grande en la coalición de Gobierno, dijera el martes que el proyecto debe ser desechado.

El proyecto no impone un impuesto directamente a las multinacionales, pero les exigiría usar a compañías italianas para vender sus anuncios en lugar de hacerlo a través de terceras partes con sede en países con baja fiscalidad, como Luxemburgo o Irlanda, o que no pertenezcan a la Unión Europea.

"La libertad de la web no significa libertad para no pagar impuestos", dijo el diputado oficialista Francesco Boccia, impulsor de la medida y presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja.

Dado que tanto Boccia como Letta son miembros del Partido Democrático, liderado por Renzi tras una victoria aplastante en unas primarias realizadas a principios de mes, no está clara la posición del partido de centroizquierda en este asunto.

Aunque los detractores del proyecto dicen que probablemente éste viole la legislación de la Unión Europea, sus defensores han dicho que recaudaría al menos 1.000 millones de euros (1.370 millones de dólares) al año para un país que lucha por reducir su deuda, la segunda más elevada del bloque regional después de Grecia.

Se espera que el Senado realice la última votación sobre el presupuesto antes de Navidad. La Cámara de Diputados votaría a fines de esta semana si incluye el "impuesto Google".

(Reporte de Giuseppe Fonte; Traducido por la Redacción Madrid. Editado por Rodrigo Charme)