EXCLUSIVA-Piratas informáticos robaron PIN cifrados de bancos en Target: fuente

martes 24 de diciembre de 2013 17:59 GYT
 

Por Jim Finkle y David Henry

BOSTON/NUEVA YORK (Reuters) - Los piratas informáticos que atacaron a Target Corp y comprometieron hasta 40 millones de tarjetas de crédito y débito también lograron robar números de identificación personal (PIN, por su sigla en inglés), según un importante ejecutivo de pagos familiarizado con la situación.

Un importante banco estadounidense teme que los ladrones puedan desentrañar el código cifrado y hacer retiros fraudulentos de cuentas bancarias de consumidores, dijo un ejecutivo que habló bajo condición de anonimato porque el incidente aún está bajo investigación.

Molly Snyder, portavoz de Target, dijo que "no se accedió a ningún dato PIN no cifrado" y que no había pruebas de que datos PIN hayan sido "comprometidos". Además, confirmó que algunos "datos codificados" fueron robados, pero no quiso decir si incluía PIN codificados.

"Seguimos sin tener razones para creer que datos PIN, codificados o no, fueron comprometidos. Y hasta la fecha no fuimos notificados de ningún problema así en las comunicaciones con las instituciones financieras", dijo Snyder por correo electrónico.

"Estamos recién iniciando la investigación forense y criminal", agregó.

El tercer minorista más grande de Estados Unidos dijo la semana pasada que piratas informáticos robaron datos de al menos 40 millones de tarjetas usadas en tiendas de Target durante las primeras tres semanas de la temporada de fiestas de fin de año, lo que constituyó el segundo robo de datos más grande en la historia de los minoristas estadounidenses.

Target no dijo cómo se vieron comprometidos los sistemas, aunque describió a la operación como "sofisticada". El Servicio Secreto de Estados Unidos y Departamento de Justicia están investigando el hecho. Funcionarios de ambas agencias rehusaron hacer comentarios.

El ataque podría costar cientos de millones de dólares, pero hasta ahora no está claro quién pagará la cuenta.   Continuación...