Fiat completa la adquisición de Chrysler

martes 21 de enero de 2014 14:54 GYT
 

MILAN (Reuters) - Fiat anunció el martes que completó la adquisición de Chrysler, en momentos en que el fabricante italiano de automóviles se prepara para usar los recursos combinados para enmendar el rumbo de sus deficitarias operaciones en Europa.

La compañía anunció el 1 de enero que había alcanzado un acuerdo por 4.350 millones de dólares para obtener el control total de Chrysler, poniendo fin a más de un año de tensas negociaciones que habían obstruido los esfuerzos del presidente ejecutivo Sergio Marchionne por combinar los recursos de las empresas.

Fiat compró una participación de un 41,46 por ciento en Chrysler que estaba en manos de un fondo de salud asociado con el sindicato de trabajadores de automotrices.

El fondo, conocido como VEBA, recibió 3.650 millones de dólares en efectivo por la participación, de los cuales 1.900 millones de dólares vinieron de Chrysler y 1.750 millones de Fiat.

Chrysler se ha comprometido ha entregar al fondo de los trabajadores otros 700 millones.

Las conversaciones para adquirir Chrysler habían sido seguidas de cerca por inversores de deuda y de capital, ya que el plan a largo plazo de Fiat para reducir las pérdidas en Europa depende de su capacidad para profundizar los lazos con la unidad estadounidense.

Esta división es ahora una fuente de ganancias para Fiat, pero ambas compañías todavía se ven obligadas a manejar sus finanzas por separado.

Una fusión total será ahora más fácil pero no automática, con el propósito de combinar las cuentas mancomunadas de ambas empresas, lo que daría a Fiat más fondos para ampliar su línea de productos.

Fiat discutirá la futura sede de la compañía resultante de la fusión y una potencial salida a bolsa fuera de Italia en la reunión de su directorio programada para el 29 de enero.   Continuación...

 
El presidente ejecutivo de Chrysler-Fiat, Sergio Marchionne, en el show de automóviles de Detroit, EEUU, ene 13 2014. Fiat anunció el martes que completó la adquisición de Chrysler, en momentos en que el fabricante italiano de automóviles se prepara para usar los recursos combinados para enmendar el rumbo de sus deficitarias operaciones en Europa. REUTERS/Joshua Lott