FUTBOL-Clásico Boca-River suspendido por primera vez en historia

domingo 21 de marzo de 2010 18:56 GYT
 

BUENOS AIRES (Reuters) - La intensa lluvia que cayó sobre Buenos Aires obligó a suspender, por primera vez en 79 años de historia, el clásico del fútbol argentino entre Boca Juniors y River Plate, que se completará el jueves.

El partido, por la décima jornada del torneo Clausura que lidera Independiente, fue suspendido a los 9 minutos después de que el árbitro internacional Héctor Baldassi comprobó que corría riesgo la integridad física de los jugadores por el agua que se había juntado en varios sectores del campo de juego.

"La pelota no corría y el terreno se tornó peligroso para la integridad física de los jugadores", dijo Baldassi a periodistas después del partido.

"Yo sé que es un partido trascendente, que viene mucha gente del interior del país a verlo, pero no se podía jugar en estas condiciones", destacó.

Desde el mediodía la lluvia que cayó incesantemente provocó trastornos en los accesos al estadio y sus alrededores.

En el único lugar que pareció no molestar la lluvia fue en las tribunas, donde la parcialidad local se refugió debajo de la tercera bandeja y los de River soportaron estoicamente el agua en lo más alto de la "Bombonera".

Inclusive en uno de los codos del estadio un centenar de turistas que pagaron 400 dólares para presenciar el encuentro, se refugiaron en pilotines y paraguas para disfrutar del color y la pasión del clásico más emotivo del fútbol argentino.

Para los turistas del interior y del exterior del país podría dificultarse volver el jueves a La Boca para ver los 81 minutos restantes del encuentro.

A pesar de la suspensión del clásico, a tres kilómetros de la "Bombonera" Independiente venció 2-0 a Rosario Central en su estadio Libertadores de América en un campo de juego que más allá de la intensa lluvia se presentó apto para jugar al fútbol.

(Reporte de Luis Ampuero. Editado por Javier López de Lérida)

 
<p>Jugadores del Boca Juniors y River Plate luchan por la pelota durante un partido de la primera divisi&oacute;n argentina en Buenos Aires. Mar 21 2010. La intensa lluvia que cay&oacute; sobre Buenos Aires oblig&oacute; a suspender, por primera vez en 79 a&ntilde;os de historia, el cl&aacute;sico del f&uacute;tbol argentino entre Boca Juniors y River Plate, que se completar&aacute; el jueves. REUTERS/Marcos Brindicci</p>