FUTBOL-Brasil, en transformación profunda con DT Menezes

miércoles 29 de febrero de 2012 12:43 GYT
 

Por Brian Homewood

ST GALLEN, Suiza (Reuters) - Los resultados y las actuaciones de la selección brasileña de fútbol bajo el mando del entrenador Mano Menezes han estado lejos de causar conmoción, aunque el triunfo del martes 2-1 en un amistoso contra Bosnia demostró que el equipo ha atravesado una profunda transformación bajo su liderazgo.

La cuestión sigue siendo si el técnico tiene el tiempo suficiente y los jugadores indicados para completar el trabajo de convertir a Brasil de un equipo duro y contraatacador en otro capaz de ganar el Mundial del que será anfitrión en el 2014 con el estilo que se le exige.

Menezes se hizo cargo de la selección pentacampeona del mundo tras el Mundial 2010, justo cuando todos se dieron cuenta de que habían estado en el camino incorrecto por dos décadas.

El alguna vez famoso fútbol fluido y de pases de Brasil tuvo un cambio dramático en los años 80, cuando el equipo empezó a adoptar un estilo con pocos riesgos y destreza física, expandido con el uso de las llamadas faltas tácticas y la idea de no dejar jugar al rival.

Así ganó los Mundiales de 1994 y 2002 y llegó a la final en 1998, pero ninguno de esos equipos jugó con la calidad o la imaginación de sus predecesores.

Jugadores de dientes apretados y marca áspera poblaron el mediocampo de la mayoría de los clubes brasileños y la selección, mientras veloces laterales y certeros delanteros aportaron la cuota ofensiva.

La destreza física se volvió fundamental al tiempo que el estilo europeo se fue expandiendo.

Luego llegaron el Barcelona y España para ganar todo a través del mismo fútbol de pases que ya era considerado obsoleto en Brasil.   Continuación...

 
<p>El entrenador de la selecci&oacute;n de f&uacute;tbol de Brasil, Mano Menezes, durante un partido amistoso frente a Bosnia en St. Gallen, Suiza, feb 28 2012. Los resultados y las actuaciones de la selecci&oacute;n brasile&ntilde;a de f&uacute;tbol bajo el mando del entrenador Mano Menezes han estado lejos de causar conmoci&oacute;n, aunque el triunfo del martes 2-1 en un amistoso contra Bosnia demostr&oacute; que el equipo ha atravesado una profunda transformaci&oacute;n bajo su liderazgo. REUTERS/Miro Kuzmanovic</p>