Explosión y sismo golpean sede rusa de Juegos Olímpicos 2014

miércoles 26 de diciembre de 2012 12:09 GYT
 

MOSCÚ (Reuters) - El complejo turístico ruso de Sochi, ubicado en la costa del mar Negro y sede de los Juegos Olímpicos de invierno del 2014, ha sufrido la explosión de un gasoducto y un sismo moderado, dijo el miércoles una portavoz del Gobierno de Rusia.

Irina Gogoleva, del Ministerio ruso de Emergencias, dijo que nadie había resultado herido y que no había daños aparentes en la infraestructura de la ciudad, después de que se registrara un terremoto de magnitud 5,3 a las 02:42 del miércoles, hora local (22.42 GMT del martes).

"Empleados del Ministerio de Emergencias revisaron los distritos, puentes y cables eléctricos de la ciudad, no había daños", señaló.

El epicentro del terremoto se ubicó a unos 150 kilómetros de Sochi, en el mar Negro.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó a las autoridades que inspeccionasen las instalaciones olímpicas, en especial las que están en construcción, para asegurarse de que no había daños, según indicó la agencia de noticias Interfax.

Las autoridades dijeron que la explosión en un gasoducto que da servicio a una central eléctrica local se produjo antes del terremoto y no estaba relacionada.

Gogoleva señaló que la central había pasado a utilizar fuel y que la ciudad está recibiendo energía eléctrica. La funcionaria dijo que el motivo de la explosión era desconocido.

Sochi, la primera ciudad rusa que acoge las Olimpiadas de Invierno, se encuentra cerca de la región rusa del Cáucaso Norte, acosada por violencia asociada a una insurgencia islamista.

(Reporte de Vladimir Soldatkin; Traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid; Editado por Ana Laura Mitidieri)

 
El domo de hielo Bolshoy en el parque olímpico de Sochi, Rusia, dic 9 2012. El complejo turístico ruso de Sochi, ubicado en la costa del mar Negro y sede de los Juegos Olímpicos de invierno del 2014, ha sufrido la explosión de un gasoducto y un sismo moderado, dijo el miércoles una portavoz del Gobierno de Rusia. REUTERS/Pawel Kopczynski