3 de diciembre de 2007 / 11:53 / en 10 años

Venezuela, en expectativa ante futuro de socialismo de Chávez

Por Fabián Andrés Cambero

CARACAS (Reuters) - Venezuela se despertó el lunes preguntándose cuáles serán los próximos pasos del presidente Hugo Chávez tras su histórica derrota en el referendo por el que quería modificar la Constitución para ampliar sus poderes y profundizar el socialismo en la nación petrolera.

Luego de una intensa jornada electoral, el locuaz mandatario admitió su derrota en horas de la madrugada, pero dijo que la propuesta de transformación estaba "viva" y buscaría los mecanismos previstos en la legislación actual para continuar los cambios.

"No se pudo por ahora, pero mantengo la propuesta, la más avanzada del planeta y que busca alcanzar la máxima inclusión social, principio fundamental de nuestro sistema," declaró Chávez en un discurso tras conocerse la victoria opositora.

Adversarios del polémico plan celebraron en las calles de Caracas tocando bocinas y lanzando petardos por el triunfo del "No" en el referendo del domingo con poco más del 50 por ciento de los votos, en lo que constituyó el primer revés electoral del gobernante en sus 9 años en el poder.

Los cambios constitucionales incluían la posibilidad de que Chávez se presentara indefinidamente a su reelección, además de otorgarle poderes extraordinarios para restringir el derecho a la información durante estados de excepción, lo que era resistido hasta por algunos sectores del oficialismo.

Analistas estimaron que Chávez podría aplicar vía decreto parte de su fallida propuesta de reforma a la carta magna, especialmente los puntos menos polémicos sobre ampliación de la seguridad social a los sectores informales de la economía.

"Derrotada la reforma," "El soberano habló," "Venezuela dijo NO" y "Rechazada la reforma constitucional" fueron algunos de los titulares de los matutinos locales que reseñaron el apretado resultado, que mantuvo en vilo por horas a los venezolanos.

"Tiene que ir llegando a la realidad, tiene que bajarse de ese mundo de ilusiones que tiene y pisar firme tierra porque ya estaba como divagando un poco," dijo Carmen, una vendedora de diarios de 51 años en el este de Caracas.

Incluso el diario opositor El Nacional evocó una frase del "Comandante" en una alocución reciente. "Si gana el No tendré que iniciar un proceso profundo de reflexión y pensar, en los próximos cinco años, en quien puede sustituirme. Al día siguiente pensaré en mi retirada, para ver quién puede asumir el timón."

Las calles de Caracas a primera hora del día lucían más desoladas que en un habitual inicio de semana, agregando el hecho de que las actividades escolares habían sido suspendidas.

"Esperemos que de verdad haya cambios en este país porque eso es lo que nosotros estamos esperando, un cambio para todo el mundo," opinó Alba Briceño, una doméstica de 46 años.

¿VOLVER A EMPEZAR?

El director de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, pronosticó que el líder aplicará vía decreto parte de su paquete de medidas para dar soporte a la intención social del mismo y rebatir la tesis de la oposición de que sólo buscaba perpetuarse en el poder.

El analista opinó que Chávez además podría intentar activar sus cambios a través de una asamblea constituyente, luego de fracasar su estrategia de poner a consideración del electorado una nueva carta magna debatida sólo por el parlamento controlado por el oficialismo.

Pero, la oposición interpretó el resultado como una demostración de que los venezolanos rechazan el socialismo y expresó su ánimo de que se abra un diálogo del Gobierno.

"Estamos en un proceso de reconfiguración de la oposición, (...). La gran fortaleza de Chávez ha descansado hasta ahora en la debilidad del adversario. Pero, sus adversarios están comenzando a superar sus debilidades," dijo a periodistas el veterano dirigente político de izquierda Teodoro Petkoff.

Por su parte, el antiguo aliado de Chávez y ex ministro de la Defensa, Raúl Baduel, dijo que el resultado de la contienda debía leerse como la necesidad de la búsqueda de un consenso.

"No se puede imponer una Constitución a ningún pueblo del mundo. La naturaleza de una Constitución no permite que ni un lado ni otro se imponga porque es un acuerdo entre los ciudadanos de un país," refirió el militar retirado.

La propuesta también incluía aspectos tan diversos como la reducción de la jornada laboral y la eliminación de la autonomía del Banco Central.

Por Fabián Andrés Cambero, editado por Alejandro Lifschitz

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below