Cubanos ven esperanza de cambio con Obama

domingo 15 de junio de 2008 17:52 GYT
 

Por Jeff Franks y Rosa Tania Valdés

LA HABANA (Reuters) - Los cubano-estadounidenses de Florida han votado sólidamente por los republicanos durante años, pero a 140 kilómetros de distancia, muchos cubanos esperan que este año electoral sea diferente.

Ellos siguen de cerca la campaña de las elecciones presidenciales de Estados Unidos y, cansados de la política de línea dura de la administración del presidente George W. Bush, son un auditorio receptivo para las promesas de cambio del demócrata Barack Obama.

Sus promesas de aliviar el embargo comercial estadounidense contra Cuba, que ya lleva 46 años, y su apertura al diálogo con el Gobierno cubano, han generado esperanzas de un aumento de las relaciones con Estados Unidos y de una mejora de la calidad de vida de los cubanos.

En conversaciones en las calles, encuentros de negocios y reuniones sociales, muchos cubanos preguntan por las elecciones de Estados Unidos y luego dicen que apoyan al candidato demócrata en lugar de su adversario republicano, John McCain.

"Yo me voy por Obama. Obama quiere buscar la manera de tener relaciones y eso sería bueno para los cubanos. Para tener un ápice de esperanza, es lo que esperamos los cubanos," dijo Manuel Echevarría, un supervisor de hospital de 55 años de edad.

"Obama es una visión totalmente distinta. Primero, sería la primera vez que un afroamericano llegue al poder y segundo, que el mundo necesita un cambio," dijo Hugo Hernández, estudiante de Derecho.

El propio ex presidente Fidel Castro hizo algunos comentarios positivos sobre Obama, al decir en una columna en un diario que él "sin duda es, desde el punto de vista social y humano, el más avanzado a la postulación presidencial en Estados Unidos."

Pero al mismo tiempo fustigó a Obama por criticar al Gobierno cubano por los derechos humanos y reconoció que "si lo defendiera, les haría un enorme favor a sus adversarios."

"FATIGA" DE BUSH

El experto en Cuba Dan Erikson de the Inter-American Dialogue en Washington dijo que el respaldo a Obama en la isla en parte se debe a una reacción global negativa contra Bush.

"Los cubanos con una mayor conciencia política favorecen a Barack Obama por sobre John McCain, pero esa posición difícilmente sea sólo de Cuba, pues la mayoría de los países de todo el mundo están ansiosos por ver que regrese un demócrata a la Casa Blanca debido a una profunda fatiga con George Bush."

Más allá del factor Bush, a los cubanos les gusta Obama porque él ha prometido levantar las restricciones a las visitas familiares y las remesas de los exiliados cubanos en Estados Unidos, unas medidas que puso en vigor Bush para endurecer el embargo.

En mayo, Obama dijo en Miami que él mantendría el embargo a fin de sostener la presión para la aplicación de reformas democráticas, pero que él también estaba abierto a conversaciones con el Gobierno cubano, sin condiciones previas.

El presidente cubano Raúl Castro, a quien la Asamblea Nacional eligió en febrero para suceder a su hermano mayor Fidel, ha dicho que él estaría dispuesto a reunirse con autoridades de Estados Unidos.

McCain, quien también habló en Miami el mes pasado, dijo que él mantendría el embargo como está y ridiculizó a Obama por su oferta de hablar con los cubanos.

La mayoría de los cubanos ven a McCain como una extensión de Bush y para algunos opositores al Gobierno, eso es una ventaja.

"Yo soy ante todo republicano y para mí sería un orgullo que los republicanos vuelvan a tomar el poder en este mandato porque así tenemos una fuerte presión sobre Cuba," dijo el disidente Orlando Fundora. "Si ganan los demócratas, va a favorecer al Gobierno de Castro," agregó.

Pero la opinión de la ama de casa Raiza Martínez, de 42 años, era más extendida.

"Unos amigos conversábamos hace poco que si sale McCain nos vamos a ver igual o peor, y yo dije, si es más loco que el que está ahora, que Bush, entonces sí vamos a estar muy mal."

No se mostró optimista de que sus hermanos cubanos en Florida votaran por Obama.

"Allí, para poder ser presidente de Estados Unidos, tiene que responder a los intereses de la gente de ahí, de Miami. Creo que vamos a seguir en lo mismo," dijo.

(Editado en Español por Gabriel Burin)