16 de febrero de 2009 / 15:05 / hace 8 años

Ataques con bomba en Irak en final de ritual chiíta

4 MIN. DE LECTURA

Por Sami al-Jumaili y Wisam Mohammed

KERBALA, Irak (Reuters) - La explosión de bombas al costado de caminos dejaron ocho iraquíes muertos el lunes en Bagdad cuando peregrinos volvían a sus casas tras un importante rito religioso en el sur de la capital, algunos viajando en camiones del Ejército debido a la falta de buses.

Desafiando los ataques suicidas que han amenazado los encuentros de musulmanes chiítas desde la invasión estadounidense del 2003 que derrocó al Gobierno sunita de Saddam Hussein, cientos de miles de personas, sino millones, llegaron a la ciudad sagrada de Kerbala para el ritual de Arbain.

Golpeando sus cabezas y pechos en señal de luto por Hussein, el nieto del Profeta Mahoma que murió en una batalla del siglo VII, los peregrinos pasaron por la mezquita Imam Hussein en la ciudad ubicada a 80 kilómetros al sur de Bagdad.

El ritual culminó en la tumba dorada de Hussein, donde los fieles lloraban y rezaban, mientras pantallas gigantes de televisión mostraban las escrituras de Hussein y predicadores cantaban y relataban cuentos chiítas mediante altoparlantes.

El Gobierno pidió a las personas que tuvieran auto que llevaran a otros peregrinos hasta sus hogares, y grandes grupos de personas se subieron a camiones del Ejército que llegaron a la ciudad debido a la falta de buses.

"Caminé varios días para llegar a Kerbala. Ahora sólo queremos volver a casa, pero no encontramos bus", se quejó Omran Kadhom, de 45 años, mientras esperaba en la terminal de Kerbala.

El despliegue de 30.000 soldados y policías iraquíes no evitó un ataque con bomba en Kerbala el jueves, en el que murieron ocho personas cerca del reverenciado santuario, y otro ataque suicida el viernes en una ruta que va hacia Kerbala que dejó 42 fallecidos.

Sin embargo, el sábado y domingo pasaron sin incidentes de violencia en Kerbala, una paz interrumpida el lunes cuando dos bombas al costado de la ruta en alcanzaron áreas chiítas de Bagdad en el momento en que regresaban los peregrinos.

La primera bomba dejó cuatro muertos y 13 heridos en la poblada Ciudad Sadr, el bastión de seguidores del clérigo musulmán chiíta enemigo de Estados Unidos Moqtada al-Sadr. En tanto, cuatro peregrinos murieron y otros 13 resultaron heridos por una bomba en un minibus en Kamaliya, otra área chiíta en el este de Bagdad.

Autoridades dijeron que alrededor de 10 millones de peregrinos chiítas inundaron la ciudad este año por la celebración del rito. En el pasado, esta y otro tipo de reuniones chiítas fueron reprimidas por el gobierno de Saddam.

La violencia ha caído fuertemente en todo Irak en los últimos meses, pero los ataques suicidas y con coches bombas siguen siendo frecuentes.

Funcionarios estadounidenses dicen que los ataques son intentos de reiniciar la violencia sectaria que dejó a Irak al borde de la guerra civil.

La política también podría ser una causa de la violencia, ya que aliados del primer ministro chiíta, Nuri al-Maliki, obtuvieron buenos resultados en las elecciones locales del 31 de enero.

Eso colocó al Partido Dawa de Maliki en una buena posición antes de las elecciones parlamentarias de fin de año. Fuentes de seguridad dicen que algunos de sus rivales podrían querer minar la percepción de que el mandatario puede ganar crédito por la reducción de la violencia.

Escrito por Michael Christie y Missy Ryan. Editado en español por Silene Ramírez y Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below