6 de noviembre de 2009 / 23:06 / en 8 años

Algunos musulmanes EEUU temen represalia tras tiroteo base Texas

Por Andrea Shalal-Esa

<p>Imagen de archivo del Mayor Nidal Malik Hasan, supuesto culpable de un tiroteo ocurrido en un fuerte militar estadounidense en Fort Hood, EEUU, nov 5 2009. Estadounidenses &aacute;rabes y musulmanes barajaron el viernes la posibilidad de ser blanco de ataques verbales y f&iacute;sicos, luego de que un siquiatra del Ej&eacute;rcito de ascendencia &aacute;rabe supuestamente matara a tiros a 13 personas en una base militar de Texas. REUTERS/Uniformed Services University of the Health Sciences/Handout</p>

WASHINGTON (Reuters) - Estadounidenses árabes y musulmanes barajaron el viernes la posibilidad de ser blanco de ataques verbales y físicos, luego de que un siquiatra del Ejército de ascendencia árabe supuestamente matara a tiros a 13 personas en una base militar de Texas.

El supuesto atacante, el mayor Nidal Malik Hasan, abrió fuego con dos armas el jueves en la base del Ejército Fort Hood, en uno de los incidentes más fatales reportados jamás en una instalación militar estadounidense, dijeron funcionarios.

Hasan es hijo de inmigrantes palestinos y nació en Estados Unidos. La herencia árabe y musulmana del militar llevó a inmediatas especulaciones en estaciones de televisión y sitios de internet sobre las razones del asalto y respecto a si estaba influenciado por su religión y cultura.

Andrew Grant-Thomas, subdirector del Instituto Kriwan para el Estudio de la Raza y Etnicidad en la Universidad del Estado de Ohio, dijo que los reportes sobre el incidente no dejaron de enfatizar la religión y la etnia de Hasan.

También sostuvo que algunos políticos usaron el incidente para aumentar los temores sobre la insurgencia islámica, citando una afirmación de un teniente retirado del Ejército, el coronel Allen West, quien ahora postula al Congreso en Florida e instó al Pentágono a hacer un mejor trabajo para evitar que extremistas islámicos se “infiltren” en su filas.

Algunos grupos de árabes y musulmanes dijeron que temían represalias, aunque un portavoz del Departamento de Justicia indicó que su división de derechos civiles no estaba informada sobre incidentes de violencia contra árabes o musulmanes estadounidenses desde el tiroteo.

Grupos de árabes y musulmanes en Estados Unidos condenaron el tiroteo, ofreciendo sus condolencias a las familias de las víctimas, y resaltaron que ninguna ideología política o religiosa justificaba la violencia.

Los crímenes contra árabes o musulmanes estadounidenses aumentaron después de los ataques del 11 de septiembre del 2001. La cifra ha declinado desde entonces, pero muchos árabes e islámicos aún reportan abusos verbales y acoso.

Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below